Llevar energía a todos los municipios cuesta $4 billones

A pesar de que Colombia produce suficiente electricidad para abastecer el mercado interno y exportar, hay 500 mil familias que no tienen acceso a este servicio público.

Alumbrado Público con Paneles Solares, en Titumate (Chocó).

Portafolio

Alumbrado Público con Paneles Solares, en Titumate (Chocó).

Finanzas
POR:
septiembre 25 de 2014 - 12:03 a.m.
2014-09-25

Hace un mes comprar una nevera en el municipio de Vigía del Fuerte era una inversión tan onerosa como inútil. La localidad, ubicada en el Urabá antioqueño, solo tenía acceso a la electricidad durante cuatro horas diarias.

La cotidianidad de los seis mil habitantes del municipio se movía solo bajo la luz del sol y, en las noches, la de las velas. Pero, desde el pasado cinco de septiembre, el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas, Ipse, instaló dos plantas a diésel que sirven para llevar electricidad a las 815 familias por las 24 horas.

Para la alcaldesa de Vigía del Fuerte, Miryam del Carmen Serna Martínez, el cambio de tener electricidad todo el día ha incidido en la seguridad, en la economía y en la calidad de vida. “Hoy estamos más seguros gracias a la energía”, dice.

Por fortuna, para los pobladores del municipio ubicado en el corazón del Atrato, los días sin electricidad acabaron.

Pero no es igual la suerte para 500 mil familias en el país. Para llevar ‘luz’ a todos los municipios del país se necesitan 4 billones de pesos, según los cálculos del Ministerio de Minas y Energía.

CUESTIÓN DE PRESUPUESTO  

De acuerdo con el ministro de Minas, Tomás González, lo que se tiene que invertir en llevarle energía a estos hogares no es tanto si se compara con el beneficio que ganan las poblaciones con la electricidad.

Pero, el hecho es que la cifra es muy superior al presupuesto que seguramente le aprobarán al Ministerio de Minas y Energía, que sería de unos 3,6 billones de pesos. Comparado con lo que se necesita, los recursos que se destinan al año para llevar electricidad y fortalecer los sistemas de transmisión y distribución son minúsculos.

“Haciendo ‘cuentas de servilleta’, si tenemos 80 mil millones de pesos para invertir al año con el Fazni (Fondo de Apoyo para Zonas No Interconectadas), como en seis años podríamos cubrir todos los hogares. Pero, hay que tener en cuenta que no todos los recursos van para usuarios nuevos, parte se destina a remodelación y repotenciación de redes y subestaciones existentes y mejoramiento del servicio”, explicó el director general del Ipse, Elkin Eduardo Ramírez Prieto.

El año pasado, por ejemplo, la institución invirtió 92 mil millones de pesos en proyectos que beneficiaron a 17.272 usuarios, de los cuales se cuentan 7.800 nuevos y 9.472 antiguos.

Pero, además de los 4 billones de pesos, el Ministerio estima que se requerirían al año recursos adicionales por 1 billón de pesos anuales en subsidios para mantener la infraestructura.

NUEVAS FUENTES

Ramírez Prieto espera que se puedan aumentar los recursos destinados a llevar energía a regiones apartadas del país, mediante los fondos de regalías. También hay recursos del Departamento de Prosperidad Social, de cooperación internacional y, con la ley de energías renovables, se debe reglamentar un Fondo de Energías no convencionales y Gestión Eficiente de la Energía, cuya función es dar recursos para la implementación del uso de fuentes solares y eólicas.

En estas energías renovables está la gran oportunidad para las regiones más apartadas del país, donde aún no se puede llevar la red, por falta de infraestructura.

La buena noticia es que el país ya genera suficiente electricidad no solo para abastecer el mercado interno, sino también para exportar a Venezuela, Ecuador.

INFRAESTRUCTURA ES EL PRINCIPAL OBSTÁCULO 

La dificultad y el elevado costo para dar el servicio de energía eléctrica a estos hogares radica en la geografía y, en algunos casos, en el orden público.

En el caso de Vigía del Fuerte, por ejemplo, se trata de una localidad ubicada entre los límites de la selva chocoana y antioqueña y esto dificulta la conexión de las redes al SIN.

Esto es lo que explica que un país que exporta mensualmente 1,65 gigavatios hora/día al mes, tenga a más de dos millones de ciudadanos sin energía eléctrica.

Nohora Celedón
nohcel@portafolio.co