Londinenses ya no van a los ‘pubs’

El inglés Robert Munro, evita ir a bares y prefiere tomarse sus tragos en la casa, no porque no le guste salir, sino porque el Reino Unido se tambalea al borde de una recesión.

POR:
noviembre 19 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-19

“Se ha puesto más y más caro nada más ir al pub para tomar un trago”, dijo Munro, de 55 años, trabajador independiente. “Se pagan precios ridículos por una pinta de cerveza; uno puede tomar en su propia casa y por la mitad del precio”. Cinco tabernas británicas están cerrando por día, según Bbpa, la asociación de cervecerías y cadenas de pubs del país, porque el público trata de ahorrar dinero tomando en casa. Esto puede perjudicar a empresas cerveceras como Heineken NV y Carlsberg A/S más que a las destilerías, como Diageo Plc, porque las cerveceras obtienen el grueso de sus importes de ventas de las tabernas, donde la rentabilidad puede ser dos veces la de las tiendas de licor. Las ventas de cerveza en los pubs bajaron un 8,1 por ciento en el tercer trimestre, lo que significa que se tomaron 1,1 millones de pintas de cerveza menos por día, dice Bbpa. La reducción pronunciada de las ventas de cerveza en pubs “es un problema para los márgenes” de rentabilidad, dijo Joergen Rasmussen, jefe ejecutivo de Carlsberg, en relación con el mercado británico. “Siendo el segmento más rentable es un problema para nosotros y para todo el mundo”. El Reino Unido, cuya economía se contrajo el trimestre pasado por primera vez en 16 años, representa cerca de un 3 por ciento del mercado mundial de la cerveza, según la firma de investigaciones Canadean, y casi una décima parte del mercado europeo. El volumen de ventas de la danesa Carlsberg en el Reino Unido caerá un 3 por ciento el año próximo, según la previsión promedio de dos analistas consultados por Bloomberg. La holandesa Heineken, que adquirió activos de Scottish & Newcastle Plc este año para convertirse en la mayor cervecera del Reino Unido, tendrá una caída de un 4,4 por ciento en su volumen de ventas británicas en el 2009, según el promedio de las previsiones. A las cerveceras no les va mucho mejor en los supermercados y las licorerías, donde se vende un 45 por ciento de toda la cerveza, según Bbpa, y las ventas de cerveza disminuyeron un 6 por ciento el trimestre pasado. Las cadenas de supermercados británicos, por su parte, también han tenido que aumentar las rebajas y perjudicar a los abastecedores para poder competir con las cadenas alemanas de descuento Aldi y Lidl. BloombergWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido