Lo último de LOST

La cadena estadounidense ABC necesita un final exitoso para asegurar la longevidad de la serie en el mercado de DVD y para fomentar acuerdos de reemisión en canales de cable

POR:
enero 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-29

La sexta y última temporada de 'Lost' se estrena en EE.UU. el 2 de febrero, en Colombia, República Dominicana y el resto de América Latina se estrenará el 9 de febrero por el canal de pago AXN.

Cuando una serie de televisión termina se debe usualmente a que ha sido cancelada.

Sin embargo, en el caso de Lost, producida por el canal estadounidense ABC, la popular serie sale del aire en sus propios términos. Después de tres años de planeación, Lost, cuya nueva temporada empieza a transmitirse en EE.UU. el 2 de febrero, concluirá en mayo sus seis años de existencia.

Pero incluso con el inusual lujo de saber con anticipación cuándo será el final, orquestar una salida digna puede no ser tan fácil, como lo descubrieron los creadores de Seinfeld y Los Sopranos, quienes fueron blanco de la frustración de los seguidores descontentos con los episodios finales.

Lost tiene sus propios desafíos. Centrada en una isla misteriosa en la que vive un grupo de sobrevivientes de un accidente aéreo, la serie mezcla elementos de culebrón con ciencia ficción. Tiene una docena de tramas y misterios complicados que tienen que ser resueltos y una base de seguidores fervientes que quieren respuestas a las muchas dudas que aún permanecen pendientes.

Este mes, el presidente Barack Obama reprogramó su primer discurso sobre el "Estado de la Nación" para que no coincidiera con el estreno de la temporada. "No preveo un escenario en el que millones de personas que esperan finalmente poder ver algún tipo de conclusión en Lost sean frenados por el presidente", dijo el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs durante una conferencia de prensa.

Los índices de audiencia de la serie en EE.UU. todavía son fuertes, aunque han caído a 11,3 millones de espectadores respecto a su máximo de 15,1 millones en la temporada 2006-2007. Lost es líder en las ventas de DVD, video a la carta y descargas de iTunes, lo que suman varios millones de espectadores.

ABC tiene suficientes motivos para despedir la serie por todo lo alto. El presidente de ABC Entertainment Group, Stephen McPherson, dice que en 2007 acordó permitir a los productores acabar la serie después de seis temporadas porque los beneficios a largo plazo superaban los beneficios financieros a corto plazo.

Un reparto numeroso y grabaciones en locaciones exóticas (Hawai) hace de Lost una de las series más caras de la televisión.

ABC Studios, además, es propietario de la serie y de su futuro en las colecciones de DVD, en las que las series con continuidad, que es mejor ver desde el principio, son especialmente populares. Un final decepcionante podría perjudicar las ventas de DVD y a los acuerdos de reemisión. Pero una salida exitosa ayudaría a convencer a la gente de que compre toda la colección.

Lost se estrenó en 2004 con un episodio doble que mostraba el accidente del vuelo Oceanic 815 que viajaba de Sydney a Los Ángeles. Tras semanas sin ninguna señal de rescate, los sobrevivientes tratan de acostumbrarse a la vida en la isla, mientras los episodios proporcionan vistazos de sus vidas antes del accidente. En temporadas subsiguientes, los episodios proveen vistazos del futuro que dan pistas emocionantes sobre lo que les pasa a los sobrevivientes que consiguen salir de la isla.

Idear un episodio final para una serie que ha estado al aire por años ya es suficientemente difícil. Pero es especialmente duro para Lost, que no es el tipo de serie que los televidentes puedan empezar a ver en cualquier momento. Los fans han vivido decenas de cambios complicados en la trama, muchos de ellos misteriosos e inexplicables. Se han topado con viajes en el tiempo, habitantes furibundos de la isla, humo negro que engulle a humanos y osos polares geográficamente desubicados. Cerrar todos esos hilos parece imposible.

Los apasionados fans de la serie sólo hacen el trabajo más complicado. No tienen reparos a la hora de decirle a los escritores lo que les gusta y lo que no a través de foros de fans en Internet. Cuando la serie presentó a dos nuevos personajes en la tercera temporada, los fans odiaron tanto a los apuestos Nikki y Paulo que la pareja acabó siendo enterrada viva en un episodio posterior.

"Las reacciones de los fans a nuestra serie han sido particularmente vociferantes", dice el actor Daniel Dae Kim, que interpreta a Jin-Soo Kwon en la serie, "así que me sorprendería mucho que haya consenso sobre el final".

Los fans ya están acudiendo a sitios de Internet dedicados a la serie para exigir respuestas a los misterios en la historia. ¿Por qué acabó esta gente en la isla en primer lugar? ¿Qué significan los números extraños que aparecen en todas las temporadas? ¿Quién es Jacob, una figura misteriosa que parece haber vivido en la isla por siglos y podría tener poderes especiales?

Los productores de la serie admiten que no podrán atar todos los cabos. "Explicar demasiado y restarle misticismo [a la isla] sería perjudicial", dice el productor ejecutivo Carlton Cuse.

Cuse y su colega Damon Lindelof elogian la ambigüedad de los
minutos finales de otra serie: Los Sopranos, los cuales dejaron a algunos televidentes descontentos porque no supieron qué le pasó al personaje principal, un mafioso de Nueva Jersey, quien apareció sentado calladamente con su familia en un restaurante antes de que la pantalla se quedara en negro.

Los productores aseguran que el final no tratará de preparar el terreno para futuras encarnaciones de Lost. "Estamos terminando esta historia con estos personajes y eso es todo lo que hemos planeado. No estamos anunciando ninguna secuela. No estamos dejando elementos para un programa futuro. Ciertamente entendemos y respetamos absolutamente que ABC y Disney tienen una franquicia increíblemente valiosa y que quieran hacer algo más con Lost, pero la historia que estamos contando termina en mayo", dice Cuse.

Siga bajando para encontrar más contenido