Luces para los doctorados

Frente a los doctorados, en el país existe mucha expectativa porque el Estado fijará políticas en el corto plazo, tendientes a robustecer este renglón educativo, incluidas medidas de financiación y apoyo.

POR:
julio 17 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-17

Aunque Colombia entró tarde al tema, hay un movimiento interesante, propuestas que preparan las universidades y, sobre todo, “conciencia de la necesidad de fortalecer tanto el número de programas doctorales, como la calidad de los mismos. Hoy, el porcentaje de profesores universitarios que ostentan este título es apenas del 4 por ciento”, señaló Carlos Forero, Secretario General de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun). Así el tema siga siendo el talón de Aquiles de nuestro sistema educativo y los indicadores estén lejos de los parámetros latinoamericanos (ver gráficos), apostarle a la formación de alto nivel comenzará pronto a cambiar el panorama. El rector de la Universidad Javeriana y coordinador de la mesa Ascun - Ministerio de Educación Nacional (MEN), Padre Joaquín Sánchez García S.J., reconoció que frente a otros países estamos atrasados y llama la atención sobre algunos aspectos de reflexión en los que trabajan en la actualidad. Hizo énfasis en resaltar la importancia que tiene la formación en el grado de doctorados y maestrías como fuente del desarrollo del conocimiento del país. Además, mencionó que falta trabajar en investigación para potenciar y optimizar dicho desarrollo e indicó que es importante que exista más unión Estado - empresa - universidad, escenario en el que los doctorados se deben fortalecer. Así estamos actualmente Según el Estudio sobre la situación actual de los doctorados en Colombia (Consejo Nacional de Acreditación – Colciencias – MEN) el número de doctores graduados por millón de habitantes, por año, ha mejorado bastante, pero sigue lejos si se compara con otros países (ver recuadro). Frente al resto del mundo, Colombia tiene un número muy reducido de investigadores especializados. Mientras, en España la cifra supera los 2.500, aquí es apenas de 125. Asimismo, se han formado 3.841 doctores colombianos, en su mayoría en el exterior, y de ellos, 2.277 trabajan en universidades colombianas y 1.010 en centros de investigación y otras organizaciones; mientras que 554 viven en el extranjero. En todo caso, hay cifras alentadoras, como el número de doctores graduados por año, que pasó de 15 en el 2000 a 102 el año pasado. También es importante saber que el número de programas de doctorado creados entre el 2003 y el 2007 supera el generado entre 1991 y el 2002.PANORAMA GENERAL EN CIFRAS 22 universidades tienen doctorados en Colombia. De estos programas, a la fecha se han graduado 584 doctores: 88 antes del 2000 y 496 entre el 2000 y el 2007. Hoy, 1.946 candidatos estudian en estos programas, bajo la tutoría de 1.748 profesores adscritos a ellos. En la década de los 90, el 65,9 por ciento de los doctores se graduaron en ciencias naturales (58) y el 28,4 por ciento lo hicieron en filosofía y teología (25). Las ingenierías, la agronomía, las ciencias sociales y las ciencias de la salud prácticamente no existían a nivel de doctorado. En los últimos ocho años se ha transformado dicha estructura.Según lista de desafíos , hay mucho por hacerSegún el estudio ‘Situación actual de los doctorados en Colombia’, el principal reto es el de la calidad, que se evidencia a partir del fomento de profesores de tiempo completo con doctorado, de grupos de investigación acreditados (categoría A) y de estrategias de financiamiento de los doctorandos, entre otros mecanismos. En cuanto a internacionalización de la educación superior, hay que seguir tendencias como la construcción de un espacio Iberoamericano del conocimiento, en donde la universidad se ha convertido en un actor que atrae estudiantes y profesores globalmente. Estamos frente a una oportunidad importante, lo cual requiere movilidad de estudiantes, profesores e investigadores. Esta proyección, además, debe tocar el establecimiento de programas de posgrado conjuntos y la constitución de redes de investigación en temas de interés común. Por último, otra tarea se refiere al fortalecimiento del sistema de homologación o convalidación de títulos, con la sugerencia de profundizar la experiencia basada en acuerdos bilaterales.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido