A las luces LED se les ‘prenderá el bombillo’

Son más brillantes, consumen hasta un 80 por ciento menos energía, duran más y tienen menor impacto sobre el medio ambiente: son los bombillos LED, que día a día se imponen en el tema de iluminación de interiores y señales luminosas en vehículos.

Finanzas
POR:
abril 21 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-21

En entrevista con PORTAFOLIO, Guido van Tartwijk, director global de mercadeo para lámparas LED, de Philips, dijo que en dos años la producción de este sistema de iluminación superará los 10 millones de unidades en Colombia: “América Latina, incluida Colombia, es un mercado muy atractivo para Philips. Que yo esté de visita en el país no es coincidencia”, comentó el ejecutivo. El directivo, de nacionalidad holandesa, agregó: “Colombia llegará pronto a los mismos niveles de uso de esta tecnología que Brasil, porque ha aceptado el reto de trabajar por la disminución del consumo de energía y el cuidado del planeta”. Estas lámparas, con mayor capacidad lumínica que las tradicionales, tienen una vida útil de hasta 45.000 horas; además, su luz –que no emite rayos ultravioleta e infrarrojos– genera menos calor y protege objetos sensibles a las altas temperaturas; asimismo, no contiene metales pesados y contaminantes para el medio ambiente, como mercurio y plomo. Estas características hacen de este tipo de dispositivo uno mucho más ecológico que otras bombillas. Incluso, van Tartwijk comenta que su empresa está adelantando un proyecto para que las lámparas sean completamente reciclables: “La idea es contar con un ecosistema cerrado que haga innecesario usar materiales nuevos. En el momento menos pensado, no habrá más material para hacer nuevos productos, por ello lo mejor es reciclar el que ya tenemos”, explica. Adicional a las bombillas, la tecnología LED (cuya sigla en inglés es Light Emitting Diode) se está imponiendo en los televisores de alta tecnología, con los mismos resultados: menos calor, menor consumo y mayor luminosidad y duración. “A la gente le gusta ver televisión, así que ¿por qué no hacerlo de una forma que consuma menos energía?”, dice el representante de Philips. Además, el experto le recomendó al Gobierno colombiano abanderar políticas encaminadas a fomentar el cambio hacia esta tecnología mediante campañas que promuevan la toma de conciencia en los hogares para su uso. “La ganancia no solamente es en corriente eléctrica, sino en eficiencia de recursos, ya que les permite a los consumidores cuidar el planeta con este tipo de iluminación”, dijo van Tartwijk. Respecto al precio de las bombillas con tecnología LED, más costosas que las tradicionales, el físico holandés dijo que por ahora es más alto, pero que el retorno de la inversión es rápido porque los usuarios pueden reducir las cuentas de energía eléctrica. Guido van Tartwijk, de Philips, dice que en 10 o 15 años la iluminación de las calles y los edificios en las ciudades será más eficiente e inteligente, pues se controlará de manera automática. Las cuentas de electricidad también se reducirán de manera drástica debido a la mayor eficiencia. “Si el dueño de un hotel adquiere bombillas LED, en menos de un año recupera su dinero, pues el retorno de la inversión es muy rápido”, opina el experto, en referencia a que, por ahora, los bombillos LED son más costosos que los incandescentes y de otros tipos. Esta tecnología de iluminación sirve para hogares, pero le sacan provecho al ahorro a mediano plazo los locales comerciales, centros de comercio, hoteles, aeropuertos, edificios y establecimientos comerciales de toda índole. 80 por ciento es el ahorro en consumo de energía de una luz LED frente al de una lámpara incandescente. Es más fácil reciclar un LED.ANDRUI