Un lugar para invertir y envejecer

Un lugar para invertir y envejecer

POR:
mayo 01 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-01

Panamá/AFP. Panamá se ha convertido en los últimos años en un nuevo Miami no solo para los latinoamericanos sino también para multitud de extranjeros que en cinco años, bien por trabajo, negocios o jubilación, han decidido invertir e insen este país.
Sin embargo, todas las facilidades que Panamá ha dado a la inversión y a los nuevos residentes también han traído problemas colaterales, como el crimen organizado y el narcotráfico.
Según datos de Migración, entre el 2004 y el 31 de marzo del 2009 se legalizaron en Panamá cerca de 45.000 extranjeros, de los cuales el 45 por ciento son colombianos, 12 por ciento estadounidenses, 9 por ciento chinos, 7 por ciento venezolanos y el 5 por ciento dominicanos.
Según las autoridades, las ventajas económicas, las facilidades aéreas, el dólar, la seguridad, el clima, así como las obras de ampliación del Canal, han facilitado que muchas personas de Colombia, Estados Unidos o Venezuela hayan decidido venir a Panamá a invertir para quedarse.
Los permisos de residencia se han convertido en una fuente de ingresos para la administración panameña, que en el primer trimestre del año recaudó más de 4 millones de dólares por este concepto, el doble que en el mismo periodo del año pasado.
Muchos de estos nuevos residentes son funcionarios de más de 100 organismos internacionales, incluidas varias agencias de Naciones Unidas ubicadas a orillas del Canal, en la Ciudad del Saber, o ejecutivos de más de 20 multinacionales, como Caterpillar, HP o Sanofi Aventis, que han decidido dirigir sus operaciones para el continente desde aquí.
Las facilidades ofrecidas por el gobierno de Martín Torrijos para estos organismos y empresas para que ocupen la antigua base estadounidense han contribuido a esta inmigración de lujo, así como las decenas de miles de viviendas que se están construyendo en el país, la mayoría en la capital, donde los rascacielos compiten en altura y osadía.
Panamá ha ocupado el primer lugar durante seis años de la lista de los mejores lugares para jubilados que elabora la renombrada revista estadounidense Internacional Living.
 

Siga bajando para encontrar más contenido