Lumbalgia es una de las molestias más frecuentes por el uso excesivo del computador

La clave para evitarla está en sentarse de forma correcta y hacer pausas, caminando o realizando movimientos con las piernas.

POR:
julio 24 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-24

Ya sea organizando nuestras actividades diarias e informándonos, conectándonos con los amigos, o simplemente 'matando' el tiempo, el computador se ha convertido en una herramienta diaria. Nuestra presencia frente a él es cada vez más requerida.

Es precisamente esta necesidad, muchas veces ineludible, la que parece estar generando, cada vez con mayor frecuencia, la aparición de lesiones posturales en el mundo.

Los dolores y contracturas identificados clínicamente con patologías, tales como la lumbalgia, las cervicalgias (o dolores de cuello) y las tendinitis de codo o de muñeca están, según estadísticas realizadas en diversos países, en franco aumento.

En Europa, las autoridades danesas han sido pioneras en determinar que las dolencias en tendones y articulaciones, ocasionadas por el uso del mouse en las horas de trabajo sean reconocidas como una enfermedad laboral, con el subsiguiente derecho a indemnización del empleado por parte del empleador.

Esta medida es estudiada actualmente por otros países europeos.
Afortunadamente, existen ciertas precauciones que se pueden tomar para evitar este tipo de complicaciones.

"Para empezar, lo más importante es tener una buena posición de trabajo", explica Marcos Galli Serra, traumatólogo del Hospital Universitario Austral.

Esto quiere decir que hay que aprender a sentarse correctamente, con la espalda completamente apoyada en una silla de respaldo recto y preferentemente alto, que cuente con un buen apoya cabeza y, si es posible, un soporte bajo los pies.

"Además, es mejor contar con cualquier elemento o herramienta que ayude a mejorar la posición de trabajo, como un mouse o teclado ergonómico. Esto contribuye a evitar el sobreuso y la recarga de determinadas estructuras músculotendinosas.

También es importante levantarse y caminar a cada rato o realizar movimientos con las piernas mientras se está sentado", añade el doctor.

En el mismo sentido, Arnoldo Albero, traumatólogo, plantea que "parar a cada rato y poder disfrutar 10 ó 15 minutos de actividades placenteras, como levantarse y caminar o ir a dar una vuelta, suele resultar muy positivo".

Siga bajando para encontrar más contenido