Desde el lunes se reúne el G8

Los líderes de las ocho potencias más industrializadas del planeta se reunirán de lunes a miércoles en Toyako, en el norte de Japón, en momentos en que el shock petrolero, la inflación alimentaria y la crisis mundial de crédito amenazan su estabilidad económica y social.

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

Japón, que preside este año el club de las grandes potencias, desea hacer del calentamiento climático y del desarrollo de Africa los temas centrales de la cumbre de Toyako, a la cual invitó la cifra récord de 14 países ajenos al club, entre ellos Brasil y México, así como a cinco organizaciones internacionales. Pero las cuestiones económicas corren el riesgo de ocupar gran parte de las conversaciones de los jefes de Estado y de Gobierno del G8 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia, a los cuales se agrega la Comisión Europea), que estarán recluidos tres días en un aislado hotel de lujo. Los ocho concluyeron su última cumbre en Heiligendamm (Alemania) en julio del año pasado con la certeza de que “la economía mundial está en buena forma”. Pero un mes más tarde, se desató la tormenta de los créditos hipotecarios de riesgo en Estados Unidos, que dio inicio a la debacle de las plazas financieras mundiales. Doce meses después de la cumbre del G8 en Alemania, el precio del petróleo se ha duplicado; el dólar ha caído vertiginosamente; la recesión amenaza a Estados Unidos; la inflación se ha disparado; y el sistema financiero mundial atraviesa una de las peores crisis de su historia, lo cual obligará al G8 a revisar de urgencia su diagnóstico. “Los precios del petróleo y la alimentación serán un pilar de las discusiones, porque este tema está degenerando en una verdadera crisis, sobre todo en los países pobres”, predijo Kazuhiko Yano, economista del instituto de investigación Mizuho en Tokio. Para John Kirton, director del grupo de estudios sobre el G8 de la Universidad de Toronto, los ocho podrían concentrarse en el problema del petróleo caro lanzando un triple llamado. “Primero: eliminemos los subsidios a los combustibles. Segundo: suprimamos los controles de los precios y dejemos actuar al mercado. Tercero: digamos sí a la energía nuclear. Pero para esta última cuestión será necesario que la canciller, Angela Merkel renuncie al veto de Alemania”, predijo. Según la prensa japonesa, el G8 implementará un grupo de trabajo para luchar contra la crisis alimentaria. Este comité examinará sobre todo la posibilidad de levantar las restricciones a las exportaciones, que impiden a los países ricos revender a los países necesitados sus excedentes de comida. La sesión de trabajo del G8 tendrá lugar el martes. La jornada anterior estará consagrada a una reunión entre el G8, sus invitados africanos (Sudáfrica, Argelia, Etiopía, Ghana, Nigeria, Senegal, Tanzania y la Unión Africana), la ONU y el Banco Mundial. La cumbre terminará el miércoles, un día dedicado a las discusiones sobre medio ambiente, que comenzará con una reunión del G8 con Brasil, Corea del Sur, China, India, México y Sudáfrica, y terminará con una sesión de trabajo de las 16 grandes economías mundiales (las precedentes más Australia e Indonesia). WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido