El machismo las espera en el trabajo

En medio de unas 300 universitarias de todo el país, una jovencita levanta la mano para pedir consejo: “Estudio ingeniería química y es difícil conseguir una buena práctica porque prefieren hombres. A las mujeres las ubican en ventas o las ponen a manejar bases de datos”.

POR:
abril 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-27

No ha terminado de hablar cuando una señora mayor la compadece: “Qué tristeza que a estas chinas les esté pasando lo mismo que me pasó hace 35 años”. Esto ocurrió el sábado en el Salón Rojo del Hotel Tequendama, en donde mujeres menores de 35 años con gran proyección profesional fueron, por un día, las mentoras de estudiantes universitarias y muchachas recién egresadas que buscaban respuestas para afrontar un mundo laboral machista en el Foro Universitario Mujeres de Negocios. Además de darles ánimo con sus propios casos, las panelistas les llevaron truquitos para presentar una entrevista de trabajo, negociar sus salarios, evitar el exceso de carga laboral, ascender antes que sus colegas hombres u organizar su tiempo para poder formar una familia. La sensación de incertidumbre en el ambiente no era gratuita. Ximena Peña, investigadora de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes, recibió a las jóvenes con noticias agridulces: en Colombia las mujeres lograron igualdad en el sistema educativo, al punto que hoy egresan más mujeres que hombres, pero ellos ganan más así no se destaquen. “Sigue habiendo discriminación de género en el mercado laboral, pero es más sutil y difícil de caracterizar”, apuntó. Las estadísticas del Observatorio Laboral para la Educación le dan la razón a la investigadora. Un 56 por ciento de los egresados de pregrado y posgrado son mujeres, pero los hombres ganan en promedio 23,6 por ciento más que ellas, y la brecha es más amplia al comienzo de su ejercicio profesional y al llegar a los niveles más altos de la escala salarial. Ganancia en sector servicios Según la investigadora Ximena Peña, algunos de los sectores que más crecen en el país -energía, minería y extracción de materias primas en general- sólo acogen a un 5 por ciento de mujeres entre sus trabajadores. Servicios y mercadeo, en cambio, son los que más les abren las puertas. Reunidas en un pasillo, cuatro asistentes al foro charlaban sobre sus metas: casi todas quieren llegar a cargos directivos en sus primeros años de carrera, a algunas las seduce la política y todas lo piensan dos veces antes de formar una familia. "Normalmente los hombres tienen notas más bajas y empiezan a ganar más. Los sectores que se mueven más y en los que se gana más plata, como energía y construcción, siguen siendo muy machistas”. ISABEL LONDOÑO POLO, DIRECTORA DE LA FUNDACIÓN MUJERES POR COLOMBIAADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido