La mafia italiana maneja el 7% del PIB de ese país Mediante el terror, grupos delictivos extorsionan empresas de varios sectores.

La mafia italiana maneja el 7% del PIB de ese país Mediante el terror, grupos delictivos extorsionan empresas de varios sectores.

POR:
octubre 23 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-23

Roma. La tradicional mafia se ha convertido en la ‘primera empresa’ de Italia con un volumen de negocios anual de más de 90.000 millones de euros, que equivalen al 7 por ciento del PIB del país, según un informe sobre el crimen organizado presentado ayer en Roma por la asociación de empresas Confesercenti. El estudio denuncia que la criminalidad organizada acosa “a la flor y nata de las grandes empresas italianas, sobre todo las dedicadas a obras públicas”, que prefieren “pactar con la mafia en vez de denunciar los chantajes”. Las grandes empresas “se rebajan a pactar para vivir tranquilos, casi suscriben un contrato preventivo”, en una complicidad que “les hace más fuertes respecto a la competencia”, según el informe. En este sentido, el documento acusa, citando fuentes policiales, al ‘coloso’ grupo cementero Italcementi de haber cedido a las presiones de la Ndrangheta (mafia calabresa) “soportando más costes y asumiendo más riesgos que facilitan la expansión económica del clan mafioso de los Mazzagatti”. También denunciaron estas prácticas en las obras de la carretera entre las poblaciones sureñas Salerno y Reggio Calabria, donde según el estudio, las constructoras Impregilo y Condotte “se han visto obligadas a tratar con la mafia calabresa”. El documento revela que con sus negocios ilegales, las mafias italianas se han convertido en la ‘primera empresa’ del país, donde la usura, gracias al acoso a 150.000 comerciantes, es su mayor fuente de lucro, con 30.000 millones de euros en ganancias. Las prácticas abusivas en el comercio, que reflejan la presencia de las mafias sobre todo el tejido económico del país, son el segundo negocio que más ingresos les da, con 13.000 millones de euros. El resto lo obtienen a través de la extorsión (10.000 millones), chantajes en zonas rurales (7.500 millones), falsificación de productos (7.400 millones), los robos y atracos (7.000 millones), contratos de obras (6.500 millones), estafas (4.600 millones), juegos de azar (2.500 millones) y el contrabando (2.000 millones). El subsecretario de Interior, Marco Minniti, presente en la divulgación del informe, subrayó que el Gobierno estructurará un paquete de medidas para la seguridad del mundo empresarial, que sufre 1.300 delitos al día, porque, según afirmó, “hay que golpear el patrimonio de las organizaciones criminales”. Minniti anunció que se prestará especial atención a la falsificación, piratería y el endurecimiento de las medidas penales. Efe

Siga bajando para encontrar más contenido