La magia del diamante negro está en Colombia

Una multinacional de lujo puso sus ojos en el mercado colombiano. Pero, además de la confianza, con la llegada de la exclusiva marca también se deposita aquí una fascinante historia como es la del diamante negro más grande del mundo, la del ‘Kor- loff Negro’.

POR:
abril 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-04-30

La excepcional gema, de 88 quilates, fue por varias generaciones la posesión más preciada de la familia Korloff Sapoinikoff, de la nobleza rusa, y detrás de ella hay un encanto especial que se remonta a comienzos del siglo XX. La piedra no solo sobrevivió a muchas guerras y revoluciones que tuvieron lugar en aquella atormentada época, sino que todavía hoy continúa fascinando, pues la leyenda sugiere que trae felicidad, buena suerte y prosperidad a quienes entran en contacto con ella. El caso es que deslumbrado por este maravilloso pasado, Daniel Pailla- sseur fundó en 1978 la empresa que hoy lleva su nombre. La misma que conserva el 'Korloff Negro' como parte de su herencia y como alma y símbolo de la compañía. Hoy, en sus manos En la actualidad, Korloff es sinónimo de exclusividad, de elegancia y de diseños de alta gama, plasmados en piezas elaboradas con materiales previamente sometidos a una rigurosa evaluación en cuanto a estándares de calidad se refiere. En pocas palabras, estupendas creaciones reconocidas internacionalmente, dentro de las cuales se destaca la que inspiró a Paillasseur a crear y desarrollar una nueva generación, llena de perfección y belleza: el corte Korloff, una talla distinta del diamante, que lo hace más brillante y también la razón por la que ópticamente luce más grande que los tradicionales (ver recuadro). No es para menos. El arte, la imaginación y la pasión han marcado cada etapa del desarrollo profesional de este creador que reinventa día a día un estilo propio y quien se adelanta a las nuevas tendencias en joyería, relojes, alta costura y accesorios. Este es el legado que llegó al local 232 del Centro Comercial El Retiro, en Bogotá. La boutique francesa, especializada en joyas y artículos de lujo, está presente en 53 países, a través de una red de tiendas exclusivas localizadas en ciudades como Nueva York, Dubai, Tokio, Beijing, Moscú, Ciudad de México y, por supuesto, París (en Place Vendôme, junto a otras exclusivas marcas internacionales). EL CORTE KORLOFF Los momentos de felicidad perduran en la eternidad y sencillamente lo que quiere Korloff es hacer parte de esos instantes que se encargan de llenar todo de vida. Esto solo es posible con un diamante así, de forma octagonal, clásico y altamente sofisticado, en el que la chispa realmente seduce. El secreto de su brillo excepcional está en sus 65 facetas o caras, 41 en la corona y 24 en el pabellón, que le otorgan a esta majestuosa pieza cualidades únicas que marcan la diferencia. A tal punto, que se entrega impresa con la marca Korloff en la cintura y con un certificado del International Gemmological Institute (IGI), el laboratorio especializado en reconocimiento de diamantes más importante de Europa. El resultado final también es fruto del trabajo que Korloff hace en alianza con una generación de diamantistas establecidos desde 1927, dentro de la búsqueda constante de la calidad y los límites de la perfección. Expertos que desde los talleres localizados en Lyon (Francia), ciudad natal de la compañía, investigan y desarrollan nuevas técnicas para mejorar la penetración de la luz en el corazón del diamante y que desde allí le muestran al mundo verdaderas obras maestras. En este punto, vale la pena resaltar que Korloff hace una selección muy cuidadosa de sus gemas, que cada joya se fabrica en oro de 18 quilates y que se imprime con la doble K, que garantiza su autenticidad. UNA MARCA CON ESTATUS ° Quien luce un buen diamante posee una fortuna indescriptible, un tesoro del que alguien dijo “es lo más cercano que hay a una estrella”. Pero, si además está contramarcado con la firma Korloff, el tentador embrujo está garantizado. ° A la par con sus lujosas creaciones, Korloff también produce mancornas, corbatas, pañuelos, patchminas, pañoletas, llaveros, perfumes… en fin. ° Se manejan tres colecciones: clásica, moderna y fashion (más juvenil), tanto en la línea masculina como femenina. ° En cuanto al arte de la relojería, Korloff unió toda su experiencia a los principios de la tradición suiza más pura. ° Hoy, Korloff hace las lacas de color más hermosas del mundo. ° La colección femenina fue diseñada para mujeres únicas, sin fronteras, que saben lo que quieren y conocen cuáles son los colores y los materiales que están en furor en las capitales del mundo. Cómo elegir un diamante Invertir en un diamante es una decisión importante y costosa, pero a la vez cargada de emociones. Eso lo ha entendido Korloff y por eso personal especializado le ayudará a encontrar la mejor solución, basados en cinco criterios fundamentales que se entrelazan en el misterioso mundo de los diamantes. El peso, la pureza, el color y el corte son cuatro factores inseparables que determinan la calidad y el valor del diamante. El quinto, es el respaldo de la marca Korloff. ° El peso: la unidad de medida es el quilate (0,20 gramos) y determina el tamaño del diamante, pero no es el único para establecer el valor. ° La pureza: un diamante se considera puro cuando el diamantista no encuentra ninguna inclusión (punto o irregularidad en la estructura de cristal de la piedra) bajo ampliación de una lupa de 10 aumentos. Los grados de pureza son cifrados por estándares internacionales y van desde ‘sin defectos’, hasta inclusiones visibles al ojo. ° El color: hay una gama entera: blanco, rosado, azul, negro y amarillo. Los diamantes de color son excepcionalmente raros y muy costosos; los blancos, se clasifican en una escala internacional que va desde la D hasta la Z, es decir del más blanco al más amarillo. ° El corte: La calidad del pulimento y las proporciones del diamante son de importancia extrema, pues influyen en el resplandor, la chispa y el brillo. El corte redondo o brillante es el más conocido. Sin embargo, otras formas como el corte oval, el de la esmeralda, el del corazón y, por supuesto, el Korloff de 65 caras, son muy valiosos. ° Quinto elemento: es uno muy especial, conformado por toda esta filosofía que Korloff cuida celosamente: la experiencia, la calidad, el respaldo de la marca y la agudeza que ha cultivado a la hora de captar la belleza eterna. KORLOFF: Centro Comercial El Retiro, local 232. Calle 81 No. 11 – 94. Teléfonos: 3764175 – 6196999. www.korloff.fr

Siga bajando para encontrar más contenido