Maiceros reportaron pérdidas por clima

Como ‘preocupante’ calificó el gremio cerealero la sequía que se vive en el campo.

Maiceros reportaron pérdidas por clima

Bloomberg

Maiceros reportaron pérdidas por clima

Finanzas
POR:
agosto 03 de 2014 - 10:37 p.m.
2014-08-03

“Las sequías que se han presentado durante el segundo trimestre de este año han afectado la agricultura en los siete departamentos de la Costa Caribe y en otros del resto del país”, indicó Henry Vanegas, gerente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce).

De acuerdo con los informes de los técnicos de las zonas, estas han sido las afectaciones reportadas.

* Córdoba: el área maicera afectada sobrepasó el 85 por ciento de las 20.280 hectáreas sembradas entre maíz blanco y amarillo. El porcentaje afectado en rendimiento se estima que será aproximadamente del 33 por ciento del promedio de Córdoba, que es 5,5 toneladas por hectárea. En cuanto a maíz tradicional, el porcentaje de área afectada es 90 por ciento.

* Meta (altillanura): no se han reportado daños; sin embargo, a diferencia del resto del país, el exceso de lluvias ha generado un impacto negativo sobre los cultivos de maíz, se han presentado inundaciones y bajas temperaturas.

* Huila: no se han presentado pérdidas o afectaciones graves por sequía.

* Sucre: allí se sembraron en el primer semestre 5.000 hectáreas de maíz, de las cuales en 4.000 se han reportado pérdidas. El restante no afectado se debe a que las siembras se hicieron en abril.

* Bolívar – Atlántico Sur: se evidencia en esta zona del país áreas de siembra con pérdidas del 14 por ciento en maíz amarillo tecnificado y tradicional y un 18 por ciento para el maíz blanco tecnificado y tradicional.

* Cesar Norte y Guajira: en el caso del norte de Cesar, pérdidas del 80 por ciento en maíz blanco y amarillo tecnificado y del 100 por ciento en maíz tradicional.

La situación es muy similar en el caso de La Guajira, donde las pérdidas en tecnificado alcanzan el 90 por ciento y en tradicional el 100 por ciento.

En el caso de estas dos zonas del país, la situación es totalmente desfavorable para los cultivadores de cereales.