Mal estado de las vías, ausencia de aceras y pocas zonas verdes son la constante en la ciudad

Quien va en un vehículo particular se somete por un tiempo siempre indeterminado a una guerra en la que, al son de constantes y violentos bocinazos, no existe otra regla que la del más fuerte.

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

Entre tanto la policía observa impotente e indolente mientras están dispersos y mal apertrechados. El principal medio de transporte público es una ilimitada flota de enormes y destartalados autobuses llamados 'Diablos rojos' que proceden de los deshechos del servicio escolar de Estados Unidos y que en Panamá no pasan los más mínimos controles de seguridad.

La mayoría de conductores de esos autobuses los alquilan a primera hora del día, cuando inician entre ellos y con cualquier otro motorizado una verdadera carrera por las principales avenidas de la ciudad para poder conseguir el suficiente número de pasajeros y que la jornada les resulte rentable.

Con un presupuesto anual de unos 80 millones de dólares, la administración municipal en la capital panameña se ha caracterizado por su inactividad en lo que se refiere a construcción de infraestructura o instalación o mejora de servicios públicos.

El actual burgomaestre de la ciudad, Juan Carlos Navarro, quien lleva diez años en el cargo, justificó esa inactividad por el poco margen de competencias de que disponen las administraciones municipales en Panamá debido a una centralización del poder político.

Siga bajando para encontrar más contenido