De maleza a potencial para biodiésel

La maleza conocida como carraspique (Thlaspi arvense) dejará de serlo, pues cuenta con las propiedades suficientes para que de sus semillas pueda extraerse biodiésel y, adicionalmente, un ingrediente activo para formular un herbicida.

POR:
noviembre 27 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-27

Este es un trabajo que están desarrollando los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS), una dependencia del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda). El proceso de extracción del biodiésel es similar al que se hace con la palma aceitera y solo basta con extraer el aceite y someterlo a una reacción química llamada transesterificación para producir biodiésel y glicerina, quedando un residuo sólido. El primero se refina para lograr el biocombustible, el segundo es una materia prima para fabricar productos de aseo personal, mientras que para el tercero se analiza la formulación de un herbicida orgánico. Para el desarrollo industrial del carraspique, la compañía Biofuels Manufacturers of Illinois y el ARS firmaron un acuerdo de investigación y desarrollo de dos años para hacer pruebas de laboratorio y de campo enfocadas en identificar las características de producción como cultivo y biocombustible. Según los análisis previos, en 4.000 metros cuadrados pueden obtenerse una tonelada de semillas y, de estas, 100 galones de biodiésel. www.ars.usda.govWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido