Cómo manejar los empleados difíciles

La filósofa argentina Diana Cohen considera que las personas, aunque se gradúen de 'tóxicas', pueden cambiar.

POR:
julio 25 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-07-25

"Los seres humanos no somos de una vez y para siempre. Estamos en constante proceso de construcción. El hombre definitivo es el del epitafio, pues sólo allí adquirimos una identidad definitiva", dijo recientemente al diario La Nación, de Buenos Aires. "Mientras vivimos se puede dejar de ser 'tóxico' como también adquirir otras características. Sólo una visión demasiado pesimista del ser humano lo condena a ser de una vez y para siempre", agregó la experta. Otros sicólogos e investigadores latinoamericanos como la médica colombiana Magda Palacio recomiendan también incentivar en las atmósferas de trabajo todas las cualidades contrarias a las características que definen a una persona como 'tóxica'. "El ejercicio de los principios y valores que alguna vez fueron la principal carta de presentación de las personas es humanizar y sanear los ambientes envenenados", explica. "Es importante también estimular a quien realiza un buen trabajo, promover el reconocimiento a los esfuerzos de un empleado, aplaudir iniciativas que favorezcan a la colectividad y cerrar las puertas a la mediocridad identificada, por lo general, en la envidia, la agresión, el chisme, la crítica destructiva y otras actitudes tóxicas", recomienda la sicóloga nicaragüense Yadira Fernández. Otros expertos recomienda, igualmente, promover la autocrítica en su cotidiano de empresario y entre los trabajadores de su empresa de tal forma que todos sepamos reconocer cuándo actuamos de forma 'tóxica' y, al hacerlo, erradiquemos este tipo de comportamientos de nuestro cotidiano.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido