La manera como se trae un vehículo sí importa

La importación de un bien, y con mayor razón, de un automóvil, es un proceso que requiere bastante cuidado y que debe hacerse atendiendo todos los requerimientos legales, de manera que se evite cualquier tipo de inconveniente.

POR:
noviembre 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-30

El sargento Eduardo Rodríguez, jefe de la Sala Técnica de Automotores de la Dijin, dice que existen dos maneras de importar vehículos en Colombia: una, natural, en donde un ciudadano cualquiera puede hacerlo en forma directa; y la otra es aquella que se efectúa a través de un concesionario autorizado. Michael Felsmann, gerente de Audi para Colombia, explica que lo primero que debe tener en cuenta quien vaya a realizar una importación directa es “encargárselo a alguien que no represente a una marca automotriz como tal. Sin embargo, otra de las formas es que el cliente vaya directamente al país en donde vendan el auto, lo traiga y haga la nacionalización. Entonces la declaración sale a nombre de él y no de la importadora del vehículo”. Sin Sia, ni pío En cualquier caso, debe estar de por medio una Sociedad de Intermediación Aduanera (Sia), que es la que realmente efectúa la importación, encargándose de nacionalizar la mercancía. Básicamente, la Sia se encarga de traer los carros y de su transporte, el que puede hacerse en barco o en avión. Luego, procede a llevarlos a la DIAN para hacer todos los papeles correspondientes, hasta entregar los autos debidamente nacionalizados. De todas maneras, hay que tener cuidado, pues, explican los expertos, existen algunas Sias ‘fantasmas’ que operan aprovechándose de los incautos. Para que eso no le suceda, el usuario debe tener bastante cuidado y fijarse en que estén debidamente inscritas ante la Cámara de Comercio. Por lo demás, es importante saber que le corresponde al interesado en traer un vehículo al país, adjuntar a la Sia documentos como la fotocopia de la cédula de ciudadanía, la factura del automóvil y la autorización por parte de la DIAN. Si este proviene de Venezuela, debe tener su certificado de origen y una revisión de la Policía Técnica Judicial (PTJ), que es la homóloga de la Dijin, pero en el vecino país. A esto se debe anexar el registro de embarque, que muestra cómo llegó a Colombia (por vía aérea, terrestre o marítima) y la declaración de importación, en donde se relaciona el número de motor y la serie, así como todas las demás características del automóvil. Esta declaración es un formato a base de códigos, que cuenta con una cartilla especial para su diligenciamiento y que se puede conseguir a través de la DIAN. Inconvenientes PARA EL SARGENTO Eduardo Rodríguez, Jefe de la Sala Técnica de Automotores de la Dijin, preocupa que en el momento se esté presentando una proliferación de vehículos provenientes de países como Panamá, que han sido ingresados al país de manera ilegal. Esto, dado sus precios. Por ejemplo, un vehículo que acá puede valer alrededor de 150 millones de pesos, se puede conseguir en ese país por un valor que oscila entre los 80 y 90 millones de pesos. Existen entonces personas inescrupulosas que traen carros que resultan más baratos, luego realizan una sobrefacturación de su precio, con fines regularmente ilícitos, y finalmente los venden a precios que les brindan márgenes de ganancia desmesurados. Nacionalización CUANDO la Sia importa un carro, finalmente lo lleva a una bodega de la DIAN en el puerto (Cúcuta, por ejemplo), por donde se realiza su ingreso al país. Hasta allá se desplaza un funcionario de esta entidad y verifica que las características del auto coincidan efectivamente con las que aparecen expresadas en los documentos remitidos. Después de que este procedimiento se surte sin contratiempos, se consigna el número de levante en la declaración de importación, de tal modo que la mercancía queda oficialmente nacionalizada y tiene vía libre para llegar a su usuario final. El proceso completo de importación puede tomar alrededor de dos meses.Personalización EN EL MOMENTO de la entrega final, un comprador puede exigir ciertos aditamentos que customicen claramente su vehículo. Para el caso del Mercedes Benz Clase B, se ofrecen hasta dos millones de posibilidades para ajustarlo a las preferencias del destinatario. Entre tanto, Distribuidora Nissan, “cuenta con una división de accesorios a través de la cual un cliente puede escoger las diferentes opciones para personalizar su vehículo, ya sea dentro de sus cualidades de diseño exterior e interior, mecanismos electrónicos y accesorios auxiliares de bodegaje, como las cajas de portaequipajes, entre otras opciones”.

Siga bajando para encontrar más contenido