En Manizales se necesita media hora para arrancar un negocio

Emma Mesa, gerente de una compañía que produce máquinas para fabricar empanadas, solo requirió de media hora para hacer el trámite de iniciar su empresa, en Manizales.

Panorámica de Manizales.

Archivo Portafolio.co

Panorámica de Manizales.

POR:
septiembre 03 de 2013 - 03:40 a.m.
2013-09-03

Presentó la documentación ante la Ventanilla Única de Registro y, de ahí, comenzó a rodar solo el proceso de 10 trámites y 12 días, según lo mide el informe ‘Doing Business Colombia 2013’, del Banco Mundial.

Ese tiempo para empezar un negocio, con una inversión mínima (7,6 por ciento del ingreso por habitante), permite que Manizales conserve el primer lugar en el escalafón de facilidad para los negocios del Banco Mundial.

“Todo se conjuga –dice Mesa–. La banca ofrece facilidad de crédito, el Gobierno apoya la creación de micro-empresas. Proexport abre caminos para exportar”.

Así, no son las ciudades grandes las que tienen mejor clima para el emprendimiento. Cada departamento libra una dura batalla por mantenerse o subir a los primeros lugares.

Manizales, por ejemplo, conservó el primer lugar, pese a que solo cuenta con 27.160 compañías, frente a las 800.075 de Bogotá.

Ibagué, por su parte, fue la que obtuvo el segundo puesto. Bogotá, que quedó en el tercer lugar, subió cuatro puestos, y el informe destacó el esfuerzo de Cartagena, Medellín y Bucaramanga por escalar posiciones.

El crecimiento de negocios e inversiones en las regiones ha llevado a Colombia a contar hoy con 2.767.336 empresas registradas, según Confecámaras.

De acuerdo con Lina María Ramírez, presidenta de la Cámara de Comercio de Manizales, en esta ciudad unieron esfuerzos entre lo público y lo privado.

“Se instaló la ventanilla única de registro (VUR), que recibe las solicitudes de los que quieren iniciar una empresa, y las distribuye a todas las entidades del Estado en las que hay que hacer trámites”.

Ramírez agrega que también jugó un papel importante la creación del Centro de Atención al Empresario (CAE), en la Cámara de Comercio, que les facilita el proceso a los emprendedores.

El atractivo de Manizales se da en un momento en que el acceso a su mayor imán turístico, el nevado del Ruiz, está cerrado. Germán Maldonado, de Hoteles Estelar, indica que están llegando otras alternativas de negocio. Para ellos, las facilidades que hoy existen los llevaron a expandirse, de un hotel en el 97 a tres. “Todos estamos remando para el mismo lado.

Los centros de atención telefónica, por ejemplo, han generado más de 10.000 puestos”.

Ramírez destaca que Manizales es la sexta ciudad industrial del país y exporta productos que nadie imagina, como tejas y hasta alimentos que llegan a África.

Siga bajando para encontrar más contenido