Se mantiene vigente la expectativa por la baja demanda y las tasas de interés

En opinión de los empresarios, el boom del consumo comenzó a mostrar su curva descendente durante el tercer trimestre del presente año.

POR:
noviembre 15 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-15

Aunque el número de ejecutivos que calificaron la baja demanda como el principal problema de su empresa aumentó levemente, esta apreciación coincide con las respuestas dadas a preguntas como la caída en la generación de empleo en el trimestre, el desánimo por la inversión, la expectativa por las tasas de interés y la estabilidad en las ventas. Así mismo, entre septiembre del 2006 y el mismo mes del presente año, los resultados de la encuesta han venido revelando un incremento en la percepción negativa sobre la inseguridad, hasta el punto de que hoy se encuentra en niveles similares a los del contrabando y la devaluación. En efecto, en el tercer trimestre del 2007, el 10 por ciento de los encuestados ubicó a la inseguridad como el principal problema de las compañías, mientras que a mediados del año pasado solo el 5 por ciento calificaba de preocupante la inseguridad. Al ser consultados sobre las principales obligaciones y pasivos de las empresas, los ejecutivos señalaron al pago de impuestos, las deudas con los proveedores y las obligaciones financieras como los compromisos más apremiantes del tercer trimestre. En estas respuestas se reflejan aspectos como el cumplimiento de los plazos para pago de impuestos de renta y de seguridad en el caso de las empresas de mayor tamaño. Entre tanto, la nómina volvió a ser identificada como un aspecto que afecta a las empresas, precisamente en el momento en que se inició la discusión sobre la posibilidad de reversar la última reforma laboral, que eliminó algunas horas con recargo nocturno, modificó las condiciones para el reconocimiento de festivos y dominicales laborados y redujo las indemnizaciones por despido sin justa causa. El repunte de la preocupación empresarial por las deudas con el sector financiero está soportado en el incremento de las tasas de interés, que afectan principalmente a las pequeñas empresas. ALERTA POR LAS TASAS Aunque los empresarios continúan llamando la atención sobre la necesidad de que el Gobierno diseñe estrategias para la generación de empleo, uno de los factores que ha comenzado a preocupar son las tasas de interés. Mientras hace un año, las tasas no figuraban entre los cuatro puntos neurálgicos que los empresarios le recomiendan al Gobierno, actualmente está en el mismo nivel de preocupaciones tales como el impulso a la pequeña empresa y los altos impuestos. La encuesta de Opinómetro revela que en el tercer trimestre, el 21,1 por ciento de los empresarios encuestados cree que el Gobierno debe preocuparse más por la generación de empleo, el 11,5 por ciento por fomentar la pequeña empresa, el 11,1 por bajar los impuestos y el 10,3 por ciento por reducir las actuales tasas de interés. El pedido para moderar las tasas es más evidente entre las medianas y las pequeñas empresas, en tanto que las micro y las pequeñas no ven este aspecto como una de las grandes trabas para sus negocios. Sin embargo, la gran mayoría de las empresas, el 36,2 por ciento afirma que el Gobierno debe preocuparse por cada uno de los ocho factores señalados en la encuesta de Opinómetro, es decir, generar empleo, fomentar la pequeña empresa, bajar los impuestos, bajas las tasas de interés, reactivar el comercio exterior, la devaluación y mejorar las relaciones comerciales con Estados Unidos. 10 por ciento de los encuestados aseguró que la inseguridad se ha convertido de nuevo en un gran problema para las empresas. Hace dos años les preocupaba solo al 5 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido