Marcha del sector automotor de E.U., al estilo minga indígena y afectados de DMG

Concesionarios, proveedores y sindicalistas de esa industria marcharán en diciembre hasta Washington para pedirle al Congreso que apruebe un plan de rescate para los tres grandes fabricantes.

POR:
noviembre 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-25

Como se ha vuelto habitual en Colombia, de realizar marchas para presionar al Gobierno, los estadounidenses no se quisieron quedar atrás y organizarán su propia marcha para intentar salvar el sector automotor antes de que sea demasiado tarde.

La caravana de autos de bajo consumo pretende reunir apoyo para presionar a los legisladores y acallar críticas por el supuesto fracaso de los directivos de General Motors, Ford y Chrysler, que no lograron convencer al Congreso la semana pasada sobre la conveniencia del reclamado plan de rescate.
   
"Hubo mucha desinformación durante las audiencias de la semana pasada. Me gustaría que la gente se diera cuenta de lo que esta industria representa para el país", declaró Carl Galeana, presidente del grupo Galeana Automotive, que exporta e importa en los estados de Michigan, Carolina del Sur y Florida. "Haré todo lo que pueda para salvar a esta industria", agregó.
   
La idea germinó durante el fin de semana a partir del proveedor Dura Automotiva, que luego obtuvo el apoyo de los tres grandes fabricantes y del sindicato de trabajadores de la industria automotriz estadounidense (UAW).
   
Los presidentes ejecutivos de los tres grandes de Detroit trataron la semana anterior de convencer al Comité bancario del Senado de duplicar la ayuda a la industria automotriz, luego de la aprobación de una partida de 25.000 millones de dólares en septiembre, que no fue distribuida.
   
El proyecto de ayuda a la industria automotriz favorecido por los demócratas, que busca recurrir a los 700.000 millones de dólares aprobados para el rescate del sistema financiero, encuentra una firme oposición de congresistas republicanos.
   
Según varios expertos, la esperanza está puesta en el 20 de enero próximo, día en que el demócrata Barack Obama tomará posesión de su silla en la Casa Blanca, pero las automotrices podrían no llegar hasta esa fecha 'vivas', si no llega una ayuda urgente de capital.     

Crisis automotriz en España
   
La producción de las plantas automovilísticas instaladas en España se redujo el pasado octubre un 25,9 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior, informó hoy la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac).
   
En total, se produjeron en dichas plantas 206.919 vehículos frente a los 279.434 de octubre de 2007.
   
En los 10 meses del año la producción automovilística española se elevó a 2.296.364 unidades, que representan una caída del 7,1 por ciento sobre los 2.471.956 de enero-octubre del año anterior.
   
La Asociación de Fabricantes de Automóviles anticipa que la caída productiva al cierre del actual ejercicio será de un 10,3 por ciento, con 300.000 carros menos y unos niveles similares a los de 1997.
   
La economía española atraviesa un momento de crisis con una desaceleración del crecimiento económico, acompañado de una caída de la inversión y el consumo interno.
   
El sector del automóvil es uno de los más afectados, con una fuerte caída de las ventas, junto con el de la construcción. El Gobierno y las autoridades regionales de nueve comunidades autónomas donde se asienta la industria automovilística celebran este martes una reunión para intentar acordar un plan para ese sector ante la adversa coyuntura.
   
Varias de las multinacionales con presencia en España, como General Motors y Nissan, han presentado recientemente planes de regulación de empleo que afectan a miles de puestos de trabajo. 

GM Daewoo suspenderá un mes su producción

La división surcoreana de General Motors, GM Daewoo, anunció este martes que suspenderá la producción en su principal fábrica de Corea del Sur durante un mes a partir de diciembre debido a la caída de ventas en el mercado nacional e internacional.
   
Según informó la agencia local Yonhap, esta medida se aplicará a partir del primero de diciembre y hasta el 4 de enero del próximo año en la planta de Bupyeong (próxima a Seúl).
   
Allí se fabrican los vehículos sedán y los SUV (Sport Utility Vehicles) para el mercado surcoreano y para su exportación hacia Asia y Europa bajo la marca de GM.
   
Otras plantas de GM Daewoo en Gusan y Chagwon (sur de Seúl) suspenderán su producción durante dos semanas a partir del próximo 22 de diciembre.
   
De acuerdo con Yonhap, la compañía considera la posibilidad de suspender la producción de sus fábricas hasta marzo del próximo año si la demanda de sus vehículos no se recupera en los próximos meses.
   
Las ventas de GM Daewoo cayeron un 11,3 por ciento en octubre pasado respecto al mismo periodo del pasado año hasta las 73.180 unidades.
   
Por su parte, la principal firma automotriz de Corea del Sur, Hyundai Motor, comenzó el pasado fin de semana una reducción de la producción de su planta en Ulsan (sur de Seúl) que continuará al menos hasta finales del año. Hyundai redujo además las horas extras que se realizaban los fines de semana.
   
Por otro lado, la división surcoreana de la firma francesa Renault Samsung anunció la semana pasada que recortará unos 600 puestos de trabajo mediante la jubilación anticipada voluntaria.

Siga bajando para encontrar más contenido