Se marchitaron subsidios de vivienda a clase media

Recursos se agotaron y se esperan $ 30.000 millones, que no irán para estratos medios sino para viviendas entre 37 y 72 millones.

Finanzas
POR:
noviembre 04 de 2011 - 03:11 a.m.
2011-11-04

Las familias de clase media que, para comprar vivienda, esperaban el subsidio a la tasa de interés están encontrando que el beneficio ya no es ofrecido por algunos bancos.

El Gobierno decidió restringir el subsidio para estratos medios, y a ese segmento de la población sólo se destinará 20 por ciento de los 175.000 nuevos cupos gestionados para los siguientes tres años, que contarían con 1,8 billones de pesos.

“Los cupos y los recursos prácticamente se agotaron, y estamos a la espera de qué pasa”, dijo una representante de Davivienda. Después de advertir esta situación, la ministra de Vivienda, Ciudad y Territorio, Beatriz Uribe, le dijo ayer a Portafolio que se definieron otros 30.000 millones de pesos provenientes de Hacienda para respaldar 1.500 nuevos cupos durante los dos meses que restan del año.

Sin embargo, no se dirigirán a estratos medios sino al apoyo de créditos de viviendas con precios entre 37 millones y 72 millones de pesos; es decir, el segmento que el Gobierno decidió atender con los nuevos recursos.

Según el viceministro de Vivienda, Julio Miguel Silva, “esto significa que los interesados en estos rangos podrán acceder al beneficio”. 

Originalmente, atendió a compradores de vivienda de estratos medios. Comenzó a funcionar en abril del 2009, para viviendas de hasta 170 millones de pesos, que según el índice de precios del Dane equivaldría a viviendas que hoy se venden a 200 millones de pesos.

Para ese tipo de vivienda, se podía tener una rebaja hasta de 3 puntos en la tasa de interés en los primeros siete años, lo que podría significar una disminución de hasta 30 por ciento en la cuota mensual. Ahora, los rangos beneficiados estarán más restringidos, pero el hecho de que haya una suma para lo que queda del año es un alivio, dice Luis Fernando Muñoz, vicepresidente de banca hipotecaria de Bancolombia, pues para ellos se habían terminado los recursos.

“Sin embargo, estamos pendientes de la decisión para el próximo año”, advirtió. Al consultarle al Viceministro de dónde saldría el dinero para darle viabilidad al subsidio en el 2012 –los 1,8 billones de pesos–, Silva anunció que ya tienen un borrador de decreto reglamentario, que sugiere que el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio asumiría esa responsabilidad.

“Claro –agregó Silva–, esto deberá surtir una discusión con el Ministerio de Hacienda y el Banco de la República”. De esta forma, el Gobierno busca contrarrestar la incertidumbre generada entre los constructores y confirma la viabilidad del beneficio, cuya permanencia quedó establecida en el Plan Nacional de Desarrollo.

Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), insiste en la necesidad de “contar con una fuente de recursos permanente, que evite la incertidumbre que se produce cada vez que se anticipa el agotamiento de los cupos para subsidios, como sucede actualmente”.

Según un informe del Departamento de Estudios Económicos de la entidad, no contar con los recursos adicionales ni con la reglamentación necesaria para dar continuidad a la figura frenaría el crecimiento esperado de las ventas de vivienda el próximo año.

GABRIEL E. FLÓREZ G.

REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS