El Marco Fiscal confirma la necesidad de reforma tributaria

El Gobierno advierte que hay que buscar alternativas para sustituir algunos ingresos temporales.

Por concepto del gravamen a los movimientos financieros (4 por mil), se recaudan 5,8 billones de pesos anuales.

Archivo particular

Por concepto del gravamen a los movimientos financieros (4 por mil), se recaudan 5,8 billones de pesos anuales.

POR:
junio 18 de 2014 - 01:41 a.m.
2014-06-18

En las cuentas del Gobierno quedó expresa la necesidad de buscar nuevas fuentes de ingreso. “La futura desaparición del 4 por mil y del impuesto al patrimonio, así como la disminución esperada de la producción petrolera, obligan al país a buscar alternativas para reemplazar estos ingresos en el futuro”, dice el Marco Fiscal de Mediano Plazo que se conoció esta semana.

Si bien no menciona explícitamente una reforma tributaria, la realidad es que, a juicio de los analistas, todo apunta a que ese será el vehículo para conseguir más ingresos, de cara a los gastos asumidos y a los compromisos de déficit que establece la regla fiscal.

Se espera que este año los ingresos alcancen los 129,9 billones de pesos, mientras que los gastos se calculan en 148,4 billones de pesos.

Ese desequilibrio de 18,4 billones de pesos representa el 2,4 por ciento del PIB. Esta cifra fue levemente ajustada, pues previamente el cálculo bajo la regla fiscal daba 2,3 por ciento.

Sin embargo, Credicorp Capital señala que “hubiéramos esperado que el Gobierno buscara aumentar sus ingresos o reducir el gasto antes de considerar un aumento del déficit esperado. Seguimos considerando altamente probable la realización de una nueva reforma tributaria”.

El problema es que al menos durante este año y el próximo habrá un incremento en los gastos, pero no en los ingresos.

En primer lugar, este año se pagará la última cuota del impuesto al patrimonio (que representa unos 4,4 billones de pesos anuales), y en el 2015 comienza el desmonte gradual del 4 por mil, con el cual se perciben 5,8 billones de pesos anuales.

Un informe de Bancolombia dice que ese tema “le señala al Gobierno el desafío de mantener los ingresos fiscales en niveles acordes a la Regla Fiscal (...). Ello, aunque no se menciona explícitamente en el Marco Fiscal, podría sugerir que el Gobierno realizará una nueva reforma tributaria para que en el agregado los ingresos tributarios representen el 89,88 por ciento del total de ingresos entre 2014 y 2025”. Al cierre del 2013, eran el 83 por ciento.

De hecho, el propio presidente Juan Manuel Santos dijo en campaña que, de requerirse más recursos, optaría por extender la vigencia de estos tributos, más que realizar otra reforma tributaria.

El otro tema clave es que, en los supuestos del Gobierno, habrá menos recursos provenientes del petróleo.

Este año, la producción de crudo estará por debajo del millón de barriles, se estima una reducción en los precios de la canasta de los hidrocarburos que vende Colombia, y un aumento en los costos de producción.

Por esas causas, Ecopetrol transferirá menos utilidades a la Nación, tanto este año como el próximo. En 2014, girará dividendos por 10,7 billones de pesos, mientras que para el 2015 se estima que las transferencias sumen 8,4 billones de pesos.

GASTOS CRECERÁN 11 POR CIENTO EN 2014

Mientras que aumentarán las partidas para financiamiento e intereses, disminuirá la inversión.
Gastos por 148 billones de pesos para este año figuran en las cuentas del Gobierno, según el Marco Fiscal de Mediano Plazo.

El grueso corresponde a los gastos de funcionamiento (108,7 billones de pesos), que aumentaron 12 por ciento frente al año pasado.

Parte de esto está relacionado con el destino de los recursos del Cree y el pago de pensiones, que aumentaron su participación a 0,3 por ciento del PIB “por la incorporación de nuevos pensionados a la nómina y al incremento en el pago de bonos pensionales necesario para atender el traslado de cotizantes del régimen de prima media hacia ahorro individual”.

En tanto, los gastos por concepto de intereses sobre la deuda suman 17 billones de pesos.

En contraste, la inversión cayó 5,5 por ciento, a 22,1 billones de pesos. El documento señala que dicha disminución tiene que ver con “la decisión del gobierno de llevar a cabo un esfuerzo extraordinario en el año de 2013 en esta materia con el fin de lograr la ejecución del plan de gobierno”. Buena parte será para inclusión social y reconciliación, así como a infraestructura.
 

Siga bajando para encontrar más contenido