Matrimonios con extranjeros van por las primeras vías 4G

Colombianas se aliaron con españolas, mexicanas y centroamericanas para pujar en las concesiones Girardot-Puerto Salgar y Pacífico I. Constructores, más selectivos y aspiran a mayor rentabilidad.

Matrimonios con extranjeros van por las primeras vías 4G

Archivo Portafolio.co

Matrimonios con extranjeros van por las primeras vías 4G

POR:
abril 16 de 2014 - 02:38 a.m.
2014-04-16

Con bastante expectativa se recibieron las primeras propuestas para las concesiones viales de cuarta generación.

El resultado en este primer tiempo es que tres grupos, con matrimonios de firmas colombianas con españoles, mexicanos y costarricenses, medirán fuerzas en las dos primeras licitaciones: Girardot-Puerto Salgar y Pacífico I (La Estrella-Bolombolo, en Antioquia), que bordean inversiones por 3 billones de pesos.

El primer partido será entre Mario Huertas, con la costarricense Meco, contra el grupo integrado por Carlos Alberto Solarte, con los mexicanos Conoisa (filial de la constructora ICA), en la vía que se conectará con la Ruta del Sol.

Luego, los Solarte y los mexicanos volverán a la competencia para disputar la construcción del primer tramo de las Autopistas de la Prosperidad, en Antioquia, contra un fuerte rival conformado por Episol, filial de inversión de Corficolombiana, y la española Iridium, con experiencia en la construcción de más de 29 autopistas en América y Europa.

El hecho de que solo dos de los diez precalificados en estos dos proyectos hayan presentado propuestas “jamás podrá verse como un fracaso”, afirma el exministro Luis Carlos Valenzuela, socio de la banca de inversión Sumatoria. “Desde un principio era evidente que si había ocho precalificados no iba a haber ocho propuestas. Es que el costo de presentar una propuesta seria, con ingeniería de detalle, puede costar un millón y medio de dólares, entonces los que se precalificaron en ocho proyectos máximo participarán en dos”, comenta.

Agrega que el mercado y el país deben decidir qué prefieren, “diez grupos, donde más de la mitad es financieramente y técnicamente débil, como ocurría antes, o dos o cuatro consorcios con propuestas robustas”.

Algunos estructuradores e ingenieros consultados ven lo ocurrido como una muestra de que las cuentas a muchas grupos precalificados no les están dando. “Las tasas de retorno no son atractivas y hay inseguridad jurídica porque la ANI modificó unilateralmente la concesión del sector 3 de la Ruta del Sol, lo que ahuyenta principalmente a los extranjeros”, asegura uno de ellos.

“Era imposible no hacerlo, porque el Gobierno había cumplido con sus aportes, cercanos a 600.000 millones de pesos, y el proyecto llevaba dos años de atraso en el cronograma”, cuenta Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI.

El cambio en Ruta del Sol se dio en el tramo que construye la firma italiana Impregilo, que recientemente declinó su participación en las licitaciones 4G.

Sobre los interrogantes de tipo financiero, Andrade comenta que posiblemente lo que está sucediendo es que algunas firmas están sobrevalorando algunos riesgos que pueden elevar el valor de la obras. “Hemos contado con los mejores estructuradores y tenemos plena confianza en nuestras cifras”.

Para Clemente del Valle, presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional, la rentabilidad es razonable a los riesgos que se están tomando.

“Tal vez las expectativas de algunos consorcios son muy altas; y por eso la tasa de retorno les parece muy baja, pero lo curioso es que para muchos sí es atractiva”, dice. Considera que se las firmas están siendo más selectivas. “Están dispuestas a participar donde tienen mayor experiencia, por ejemplo, en algunas zonas o en la construcción de túneles”, afirma.

Christian Pardo Q.

chrpar@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido