Máxima presión a empleados chinos

El acelerado crecimiento de la población en edad laboral, acaba de alcanzar su punto más alto, según advirtió Du Yang, director del Instituto de Investigación de Población y Recursos Humanos de la Academia de Ciencias Sociales de China (AcsCh).(VER MAPA)

POR:
mayo 02 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-02

A finales de la presente década, el incremento de la población en edad laboral disminuirá en 8 millones de personas, asegura Du. China se ha enfrentado a una presión sin precedentes en materia de empleo en los últimos cinco años, aseguró Zhou Tianyong, experto de la Escuela del Partido del Comité Central del Partido Comunista de China. “La situación será casi igual durante el próximo quinquenio con cerca de 5,5 millones de trabajadores urbanos que se sumarán cada año”, expresó Zhou, quien destacó que “en la actualidad, cada año hay entre 40 y 50 millones de trabajadores que buscan un empleo, debido al proceso de urbanización y reempleo”. Zhou señaló a la agencia de noticias Xinhua que la única solución para dicha presión es desarrollar compañías de tamaño pequeño o mediano y empleos autónomos, ya que, según las estadísticas gubernamentales, las compañías privadas, sociedades de responsabilidad limitada y los trabajadores por cuenta propia representaron el 80 por ciento de las oportunidades laborales en China. La situación más compleja la enfrentan los jóvenes y profesionales que salen de las universidades, quienes tienen que enfrentar grandes dificultades para encontrar empleo, debido a la enorme competencia que existe en el mercado laboral. Anualmente, entre 15 y 22 millones de jóvenes chinos se incorporan al mercado laboral, una oferta superior a la demanda, según un informe sobre el desarrollo de la juventud en el país asiático. El estudio, realizado conjuntamente por el Centro de Investigación Juvenil de China y la Liga de la Juventud Comunista de China, señala, además de la oferta insuficiente, el problema de la migración laboral interna (compuesta principalmente por los trabajadores rurales que sirven de mano de obra en las ciudades), así como las dificultades para encontrar trabajo por parte de aquellos que acaban de concluir sus estudios universitarios, entre los factores que han conducido a la situación actual. Según la agencia Xinhua, aunque el 70 por ciento de los recién graduados universitarios en el último año encontró un puesto de trabajo, 300.000 de ellos pasaron a engrosar las listas de desempleados. LOS ESPECIALISTAS Los postgraduados chinos, considerados generalmente la élite entre los jóvenes, afrontan también grandes dificultades para encontrar empleo, debido a la enorme competencia que existe en el mercado laboral del país. Según las autoridades centrales, sólo en Beijing hay este año unos 44.000 postgraduados universitarios que necesitan encontrar trabajo, un crecimiento del 30 por ciento frente al año pasado. Ellos compiten con unos 4 millones de licenciados, 2,7 millones de graduados de escuelas profesionales, 2,6 millones de trabajadores emigrantes, un millón de despedidos de las empresas estatales y otros 8,4 millones de desempleados registrados. El problema de los profesionales sin trabajo ha venido empeorando desde el 2003, debido al aumento del número de estudiantes universitarios, por lo que más graduados han decidido realizar estudios por una licenciatura para evitar la saturación del mercado laboral, lo que ha provocado un crecimiento medio anual del 26,9 por ciento en la matricula de los postgraduados. Sin embargo, les resulta más complicado encontrar trabajo para los postgraduados, ya que éstos, con un título superior, desean conseguir un buen salario y un ambiente laboral agradable y no esperan buscar un puesto de empleo en las regiones apartadas o atrasadas donde pueden encontrar empleos más fácilmente que en las zonas desarrolladas. Según los expertos, el desarrollo de la economía de mercado en China ha llevado a que los patrones den más importancia a la capacidad personal y la experiencia laboral que a la posesión de un título académico. Los postgraduados, por su parte, deben flexibilizar sus aspiraciones laborales para obtener una plaza conveniente. Una situación similar se vivirá en el próximo quinquenio, en el que se espera continúe el aumento del número de postgraduados. LOS DESEMPLEADOS 50 Millones de personas buscan un empleo cada año en el mercado laboral chino. ALIVIO A LA POBREZA Pese a la puesta en marcha del programa de reducción de la pobreza en las áreas rurales chinas, la situación continúa siendo grave, según indicó Liu Jian, director de la Oficina de Alivio de Pobreza y Desarrollo del Consejo de Estado. A finales de 2005 existían en China un total de 23,6 millones de habitantes con un ingreso anual per cápita por debajo de los 85,4 dólares, cifra que supone un 20 por ciento de los ingresos medios de la población rural del país asiático. El presidente chino Hu Jintao aseguró que China está trabajando para aumentar su Producto Nacional Bruto y que espera incrementar la renta por habitante a 3.000 dólares en el año 2020. A esto hay que sumar los 40,67 millones de personas cuyos ingresos anuales se sitúan por debajo de 118 dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido