Mayor inflación en Colombia podría presionar al Emisor a subir sus tasas en el segundo semestre del 2010

Según la agencia Reuters, la medida podría atraer a inversionistas extranjeros al país y eso permitiría alcanzar un mejor crecimiento del PIB. Este viernes se reúne el Banco de la República.

POR:
enero 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-26

De acuerdo con cifras recientes, América Latina podría crecer más de un 3 por ciento este año, mientras que Colombia espera una recuperación más lenta del mercado laboral y un recorte en los estímulos del Gobierno, que mantiene aún una meta de expansión de un 2,5 por ciento,  calificada como realista por analistas.

Además, meses de congelamiento del comercio colombiano con Venezuela contribuyen a los numerosos riesgos que posee la  economía, mientras que los exportadores colombianos rechazan una posible alza de intereses por el temor que pueda estimular una mayor entrada de dólares que  fortalecería el peso y golpearía sus ganancias.

Las expectativas de la inflación en Colombia apuntan a un 3,7 por ciento al finalizar el 2010, frente al 2 por ciento del 2009. A medida que los precios al consumidor suben, los inversionistas estarán pendientes de ver cuándo y cómo responderá el  Banco Central con un aumento de sus tasas.

Las bajas tasas de interés han estimulado el mercado de crédito en Colombia en los últimos 13 meses, al igual que en las economías de América Latina, Asia y los países emergentes de Europa, con lo que se ha enfrentado un crecimiento retardado por la  crisis global.

Las autoridades monetarias de Estados Unidos mantienen desde diciembre del 2008 su tipo de interés de los préstamos a un rango de entre cero y 0,25 por ciento.

Sus contrapartes colombianas han recortado la tasa clave de interés a un 3,5 por ciento desde el 10 por ciento en que se encontraba en diciembre del 2008.

El Banco Central colombiano podría empezar una campaña de alzas en junio para llevarla a un 4,5 por ciento en diciembre, de acuerdo con los resultados de un sondeo de la entidad a comienzos del mes pasado.

Brasil, México y Perú

Otros países latinoamericanos como Perú también esperan apretar la política monetaria en el segundo semestre de este año. Los inversionistas en Brasil esperan que el Banco Central gradualmente suba sus tasas en marzo, mientras que en México se  espera un incremento de 25 puntos básicos en julio.

Bertrand Delgado, economista senior de RGE Monitor en Nueva York, dijo que Colombia podría empezar a ajustar su política monetaria en junio o julio, subiendo en 1,5 puntos porcentuales su tipo de interés a un 5 por ciento al finalizar el año.

Pero otros expertos creen que el Banco Central de Colombia mostrará menos agresividad. Su directorio cumplirá su primera reunión del año el viernes. Juan Carlos Echeverry, analista de la consultora Latin Source, dijo que el banco central subirá su tipo de interés en el tercer trimestre, para terminar en un 4 por ciento al finalizar el año.

Alberto Bernal, de Bulltick Capital, estima que la tasa permanecerá en el actual 3,5 por ciento a lo largo del año y espera que comience a subir la tasa en enero del 2011.

El Gobierno colombiano anunció recientemente que se propone este año captar 500 millones de dólares en el mercado internacional de capitales, antes de mayo, cuando Colombia celebrará sus elecciones presidenciales.

El presidente Alvaro Uribe, quien goza de elevados niveles de popularidad, podría presentarse para un tercer período consecutivo, sin precedentes en este país, si la Corte Constitucional declara legal un referendo aprobado por el Congreso que lo  habilita para ser candidato.

Nubes de tormenta en Venezuela

Uno de los riesgos para la economía es la disputa diplomática entre Uribe y su contraparte de Venezuela, el presidente socialista Hugo Chávez, quien cortó de tajo el comercio bilateral en protesta por la firma de un acuerdo militar entre Bogotá y  Washington que considera una 'amenaza'.

Cada país ha sido el segundo mayor destino comercial del otro, después de Estados Unidos, aunque podría ser mayor el daño para las exportaciones colombianas, lo que haría más lenta la recuperación.

'La perspectiva está situada entre los riesgos provenientes del menor impulso fiscal, así como de la pérdida del mercado venezolano que es muy importante', dijo Alberto Ramos de Goldman Sachs.

'Por lo tanto, esperamos que el banco central deje la tasa de la política monetaria sin cambios en el actual 3,5 por ciento hasta por lo menos la segunda mitad del año, con una probabilidad (...) de que permanezca en todo el 2010', puntualizó.

Siga bajando para encontrar más contenido