McCain y la Economía

La polarización existente en la opinión pública estadounidense entorno en la invasión a Irak y las secuelas de los ataques terroristas ejecutados por Al-Qaeda, han hecho que la política exterior y la seguridad interna, hayan sido los principales puntos de controversia entre los candidatos demócratas y republicanos de dicho país.

POR:
julio 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-15

El tema económico no ha tenido igual relevancia en la campaña. Ya nadie discute la presencia de la recesión, y el próximo gobierno tendrá que vivir con el elevado costo del petróleo, las consecuencias de la burbuja inmobiliaria y el escepticismo frente a la globalización por la pérdida de empleos, la reducción de salaios iguales y el aumento de la desigualdad. Cabe recordar, que en la campaña que enfrentó a George Bush con Bill Clinton, el presidente republicano en ejercicio, fundamentó su programa en la victoria sobre Irak en la Guerra del Golfo, pero Clinton ganó llamando la atención sobre los problemas internos, en especial sobre la crisis económica. El candidato McCain, propone reducir la tasa de impuestos corporativos del 35 al 25%, hacer permanentes los recortes para todos los hogares, duplicar la exención personal por dependientes a US$7.000, y ofrecer a los contribuyentes la oportunidad de escoger reglas tributarias más simples. Lo anterior, con el argumento de que ello estimula el crecimiento y el rechazo a las supuestas bondades de una política expansiva de gasto público, como propone Obama. Paradójicamente, los gobiernos republicanos como el de Reagan y el actual, han dejado severos déficit fiscales. El candidato republicano no comparte los incentivos a la energía solar y eólica propuestos por Obama, pues sostiene que distorsionan el mercado. Propone, en cambio, estímulos a la energía nuclear. Son más conocidas las diferencias de los dos candidatos en torno al comercio, ya que, mientras McCain sostiene que el libre comercio es lo mejor que le puede pasar a su país, Obama ha afirmado que “los acuerdos comerciales deben ser buenos no solo para Wall Street, sino para el común de la gente”. Por ello, ha propuesto fortalecer los tribunales del Nafta y revisar los acuerdos ya existentes, y los que están pendientes de aprobación, para incluir una mayor exigibilidad del cumplimiento en los estándares laborales y ambientales. En todo caso, la presentación de algunos parlamentarios demócratas del proyecto de ley que pretende reformar el Trade Act de 1974, y trasladar del Ejecutivo al Legislativo, la facultad de negociar acuerdos internacionales, puede incidir -en caso de ser aprobado- en el margen de acción del nuevo presidente. Dicha propuesta, se inspira en el libro Los mitos del libre comercio de Sherrod Brown, parlamentario egresado de Yale y autor de la iniciativa, quien refuta en el texto, la eficacia del libre mercado en el desarrollo de las naciones. '' El candidato McCain, propone reducir la tasa de impuestos corporativos del 35 al 25 por ciento.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido