Medallas olímpicas: valen más que la gloria

Los premios en metálico que el Comité Olímpico Español (COE) otorgará a los españoles que obtengan medalla en los Juegos Olímpicos de Beijing experimentan una subida de un 25,3 por ciento en su máxima categoría, el oro individual, lo que supone el mayor aumento desde los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

Cada campeón olímpico español en disciplinas individuales recibirá 94.000 euros, frente a los 75.000 de Atenas 2004. La plata se pagará a 40.000 euros y el bronce a 24.000. En los Juegos de Barcelona 1992, en los que España obtuvo el mejor resultado de su historia, como es habitual en los equipos anfitriones, los premios subieron un 60 por ciento con respecto a Seúl 1988, y aumentaron desde el equivalente a 30.120 euros a 48.192. Entre los países que ya han decidido o están estudiando cuáles serán los premios en metálico para sus medallistas, México es el que rompe la banca con una promesa, aún no oficial, de cinco millones de pesos (308.500 euros) por el oro, tres millones por la plata y dos por el bronce. También Malasia ha tirado la casa por la ventana, en busca de un estímulo para que algún deportista obtenga el primer oro de la historia del país: la victoria se recompensará con un millón de ringit, aproximadamente 235.000 euros. En Rusia, aunque en principio los premios eran menores, el Ministerio de Deportes ha anunciado que las cantidades le parecían “obsoletas” y el comité olímpico ha prometido importantes mejoras, pendientes de su aprobación por el gobierno: 100.000 euros por el oro, 60.000 por la plata y 40.000 por el bronce. También las autoridades regionales premian a sus medallistas con distintas cantidades, todas exentas de impuestos. En Japón el comité olímpico pagará 27.800 dólares por el oro, pero si se trata de un atleta su federación añadirá otros 92.600 dólares, más 27.800 para su entrenador. En Argelia, además de los premios en efectivo, el Ministerio de la Vivienda pondrá un piso a los campeones olímpicos, y la empresa automovilística Volkswagen dará un coche a los medallistas. El modelo del vehículo depende del logro: un Golf por el oro, un Polo por la plata y un Fox por el bronce. En Alemania, una de las potencias deportivas mundiales, los premios son más modestos -15.000 euros por el oro-, y además no subieron con respecto a los Juegos de Atenas. Países como Uruguay, Perú, Puerto Rico, Chile o todos los de Centroamérica, con escasas posibilidades de subir al podio, no se han planteado qué premios económicos darían a sus medallistas. En Guatemala, país que nunca ha ganado una medalla olímpica, las autoridades deportivas ofrecen 500.000 quetzales, unos 67.000 dólares, al que gane el histórico primer metal, sea cual sea su color. DOBLE DRAGÓN Las medallas de este año llevan una pieza central de un dragón doble grabado en jade de la provincia occidental china de Qinghai. El otro lado de la medalla muestra el diseño corriente del Comité Olímpico Internacional con Niké, la diosa griega de la victoria, y una imagen del Estadio Panatenaico donde se realizaron las Olimpíadas de 1896. El diseño es de la Academia Central de Bellas Artes de China, y fue la propuesta ganadora entre 265 participantes en una competencia global abierta al público, la primera vez que esto se hace para las Olimpíadas. LOS DEPORTISTAS COLOMBIANOS Para esta edición de las justas olímpicas, que se celebrarán en Beijing entre el 8 y el 24 de agosto, Colombia llevará una cifra récord de atletas. En total, y hasta el momento, hay 67 deportistas (13 más que en los Juegos Olímpicos de Atenas) que participarán en 15 disciplinas: arquería, atletismo, boxeo, ciclismo, ecuestre, gimnasia artística, judo, levantamiento de pesas, lucha, natación, remo, taekwondo, tenis de mesa, tiro y vela. La abanderada de la delegación colombiana será la ciclista antioqueña María Luisa Calle, quien en los Juegos de Atenas obtuvo una medalla de bronce. Las preseas finalmente aterrizaron en Beijing Beijing. Un viaje a Beijing que comenzó en Australia y Sudamérica se completó ayer cuando BHP Billiton Ltd. entregó las medallas para los Juegos Olímpicos. Seis mil medallas -cuya materia prima fue extraída de las minas de BHP en Australia y Chile- fueron entregadas a los organizadores de las Olimpíadas y Paraolimpíadas de Pekín, 37 días antes de que se otorgue la primera de ellas. “Este es un momento victorioso”, dijo durante una ceremonia en la capital china Jiang Xiaoyu, subdirector de la comisión organizadora de los Juegos de Beijing. Las 2.000 medallas de oro -cada una de ellas bañada en al menos seis gramos del metal- fueron acuñadas a partir de 13,04 kilogramos de oro de la mina Escondida de BHP en Chile. La mayor parte de las medallas son de plata proveniente de Cannington en Queensland y fundida en China. “Nos llevó un gran esfuerzo”, señaló Dai Jin, que supervisó la fundición de la plata y el bronce en la planta de Tongling Nonferrous Metals Group. “Los atletas se llevarán una parte de nosotros, nuestras huellas digitales a todos los rincones del mundo”, dijo. BHP, con sede en Melbourne, usó 1.340 kilogramos de plata para las medallas de oro y plata, y 830 kilogramos de cobre para las medallas de bronce proveniente de su mina chilena Spence. La compañía mipatrocina las Olimpíadas de Beijing y a China fue destinado el 20 por ciento de las ventas de la empresa en 2007. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido