Medidores que ayudan a ahorrar electricidad presentó al mercado tecnológico la multinacional alemana Siemens

El sistema automatizado de medición e información (Amis) registra la tarifa de consumo de electricidad de cada cliente individual de una empresa de servicio público y reenvía los datos.

POR:
mayo 04 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-04

De esta forma, provee a los clientes información detallada de su uso de electricidad.

Los expertos estiman que cerca de 10 terawatt-hora de electricidad se podrían ahorrar en Alemania -donde ya fue presentado el producto- con los medidores inteligentes de electricidad. Ese es el equivalente a casi dos por ciento del consumo anual de electricidad en el país.

Los medidores de electricidad inteligentes hacen que las facturas de servicios públicos sean más transparentes, lo que ayuda a los hogares a ahorrar energía.

Además son capaces de registrar el consumo de electricidad para determinados periodos de tiempo, permitiendo también a las compañías de servicios públicos ofrecer tarifas flexibles que varían dependiendo del tiempo de uso.

Tener tarifas atractivas para determinados momentos del día o la noche, o para cuando la demanda excede la capacidad disponible, permite a los administradores de la red, ofrecer a los clientes la medida de servicio necesaria al mismo tiempo que regula el consumo en las horas pico. El gobierno alemán quiere exigir que todos los edificios nuevos que estén equipados con medidores de electricidad inteligentes, iniciando el 2010.

Una tecnología inteligente para el registro de datos relacionados con el consumo, no solo debe incluir el medidor sino también un adecuado sistema de comunicación y un medio de procesamiento de los datos registrados. Amis utiliza la propia red eléctrica para transmitir los datos. Un concentrador de datos en los monitores de las estaciones de transformadores y registros de información relativa a la carga sobre la red.

Empresas y usuarios tienen beneficios

El dispositivo entrega información suficiente para que las empresas de energía pueden intervenir en la red en cualquier momento para regular la capacidad. El medidor Amis también funciona con M-BUS, un sistema de medida que puede registrar y transmitir otros datos sobre el consumo en un solo paso, incluso para el servicio de agua.

Con un medidor inteligente los usuarios pueden acceder a un uso racional de la energía y reducir sus consumos en horas de pico de la demanda donde el servicio es más costoso y hacer su mayor demanda cuando el kilovatio tiene menor precio.

Siga bajando para encontrar más contenido