En medio de todo, el 2008 fue bueno para la región

En medio de todo, el 2008 fue bueno para la región

POR:
mayo 27 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-27

El año pasado los ingresos por inversión extranjera de los países latinoamericanos no sintieron plenamente la desaceleración regional y la recesión mundial y hubo récord. En efecto, alcanzó 128.301 millones de dólares, con un crecimiento de 13 por ciento respecto al 2007.

Brasil, Chile y Colombia concentraron el 80 por ciento de los flujos y este último país recibió 10.568 millones de dólares, con un aumento del 17 por ciento con respecto al 2007, cuando recibió 9.028 millones de dólares.

Fue la cifra más alta de inversión extranjera en la historia de Colombia, pues estuvo por encima de los 10.252 millones de dólares de 2005, que incluyen la inversión de SABMiller en Bavaria.
Al referirse al resultado de 2008, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, dijo que la posición alcanzada por Colombia en Suramérica obedece a que ha puesto en vigencia programas, planes, y políticas para mejorar el entorno de negocios, y particularmente con el fin de atraer nueva inversión extranjera y doméstica.

"Si bien el tema de confianza es el principal factor que ha impulsado el crecimiento en la inversión, también se atribuye al mejoramiento de las condiciones en temas como seguridad, negociación de nuevos TLC, la aprobación de más zonas francas, así como de acuerdos internacionales de inversión, y de contratos de estabilidad jurídica", agregó.

Según la Cepal, en 2008 Suramérica recibió 24 por ciento más de inversión foránea, al sumar 89.862 millones de dólares, impulsada por los altos precios de las materias primas y el crecimiento del PIB.

Sin embargo, los flujos a México y la Cuenca del Caribe bajaron hasta 38.438 millones de dólares, un 5 por ciento menos que en el 2007, según el organismo de la ONU.

Brasil se convirtió además en el mayor receptor de toda la región, con un aumento de un 30 por ciento respecto al récord alcanzado en 2007.

Estados Unidos y España se mantuvieron como principales inversionistas en la región (24 y 9 por ciento, respectivamente, del total) pero redujeron su participación relativa. Canadá (8 por ciento) y Japón (6 por ciento) incrementaron su presencia, asociada a proyectos de recursos naturales.

Entre las veinte mayores empresas transnacionales en la región aparecen Telefónica de España, América Móvil y Telmex, en el sector de telecomunicaciones, y Repsol YPF, Anglo American, Royal Dutch-Shell Group, BHP Billiton, Exxon Mobil y Arcelor Mittal, en el de hidrocarburos, minería y metalurgia.

También figuran Endesa y Aes, en el sector eléctrico; Wal-Mart y Carrefur, en el comercio minorista, y Volkswagen, General Motors, Chrysler, Ford y Nissan, en el sector automotriz. 

Siga bajando para encontrar más contenido