Mejora el ambiente para reformar la salud

Suprimir algunos temas del proyecto de ley gana adeptos, aunque no coinciden en todos los puntos que podrían excluirse.

POR:
marzo 28 de 2014 - 12:55 a.m.
2014-03-28

La idea de una acotada reforma a la salud, que propicie su aprobación en los dos debates que le faltan en la Cámara de Representantes, tiene hoy un mejor ambiente que hace apenas dos semanas, aunque hay sectores que insisten en hundirla.

El ministro del sector, Alejandro Gaviria, considera que algunos puntos de la iniciativa que ya tuvo el visto bueno del Senado pueden suprimirse, planteamiento que, en general, ha sido acogido por miembros de la Comisión Séptima de la Cámara y el gremio de los hospitales y las clínicas (Achc).

Sin embargo, también hay temas que a juicio de Gaviria podrían excluirse del articulado, como el de la integración vertical (EPS ahora, o gestoras si pasa la reforma, propietarias de hospitales y clínicas), pero cuya prohibición total es clave para la Achc; para Rafael Romero, coordinador de ponentes de la Comisión, hay que tener en cuenta la dificultad que se presenta con las cajas de compensación familiar dueñas de IPS.

El presidente de la Achc, Juan Carlos Giraldo, coincide con el Ministro en adelgazar el proyecto en temas como la política laboral para el sector, la formación del recurso humano y el nombramiento de los gerentes de los hospitales públicos, que pueden ser abordados por otras leyes.

“Una reforma que deje la integración vertical viva, como está hoy, es una reforma que no va a promover la transparencia y eso en muy poco tiempo nos va a llevar al mismo punto en el que estamos ahora”, advirtió Giraldo, quien agregó que en ese tema hay un conflicto de intereses “que ha demostrado hasta la saciedad en el sistema de salud colombiano que ha sido muy malo”.

Romero, quien dijo que Gaviria le ha explicado a la Comisión la eliminación de artículos como los mencionados, comparte esta iniciativa porque, dice, se orienta a la reforma que necesita el país.

El congresista, no obstante, expresó su preocupación por las cajas que como EPS tienen IPS, punto que se está discutiendo para encontrar la fórmula que atienda y supere esa situación y que esto “no va a ser un obstáculo para avanzar en la reforma”.

Concuerda con Giraldo en que las actuales EPS no pueden simplemente mutar en las gestoras que contempla el proyecto, como si no tuvieran nada que ver con el descalabro del sistema de salud.

Igualmente, señaló la necesidad de establecer estrictos controles a Salud Mía, fondo que manejará los recursos de la salud, estimados en 40 billones de pesos anuales, para no volver a caer en problemas ya conocidos, y se mostró partidario de que los hospitales públicos de primer nivel de pequeños municipios sean subsidiados, porque de lo contrario tendrán que ser liquidados.

Romero dijo estar dispuesto a “jalarle a una reforma que responda a las necesidades del país” y que la Comisión está dispuesta a discutirla, lo que lleva a pensar que el proyecto podría ser una ley el próximo trimestre.

LAS LÍNEAS ROJAS DE LOS HOSPITALES

Juan Carlos Giraldo, presidente de la Achc, trazó las líneas rojas del gremio para la reforma:

-Atención primaria.

-Redes integradas de prestación de servicios.

-Administración regulada.

-Fondo único (un pagador como Salud Mía).

-Cero integración vertical.

Además, dijo que le preocupa que en la que llama reforma exprés se excluyan temas como la integración vertical con el argumento de que hay mucha conflictividad. “Lo que se necesita es tener buenas evidencias, analizar lo que ha pasado en Colombia y tomar decisiones, y para esto existen el Congreso y el Gobierno”, puntualizó.

 

Siga bajando para encontrar más contenido