Mejora en el empleo empieza a deteriorarse

Analistas concuerdan en que la desaceleración económica comienza a impactar las cifras del mercado laboral. La creación de empleos del sector de hidrocarburos se sigue deteriorando. Hoy, el Dane publicará las cifras.

Empleo

Archivo

Empleo

Finanzas
POR:
agosto 31 de 2015 - 11:16 a.m.
2015-08-31

El Departamento Nacional de Estadística (Dane) informó que en junio la tasa de desempleo se ubicó en 8,2 %, siendo la más baja de los últimos 15. Sobre esta cifra, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, indicó que el mercado laboral continuaba mostrando buenos síntomas a pesar de los choques externos.

La mejoría en la generación de puestos de trabajo genera consecuencias positivas en la economía nacional debido a que aumenta el ingreso familiar y se impulsa el gasto. Además, el mayor peso del consumo privado genera una dinámica más robusta en el sector productivo.

Portafolio.co consultó a expertos para trazar el comportamiento del mercado de trabajo durante el mes de julio. Así están las expectativas.

Camilo Durán, economista de Credicorp Capital, estima que la generación de nuevas vacantes continúe presentando una tendencia positiva en el séptimo mes del año.

“A pesar de que esperamos un crecimiento sólido en el número de ocupados a nivel nacional, no descartamos un comportamiento estable, producto de la actual desaceleración económica”, explicó el especialista en análisis macroeconómico.

Por su parte, Alexander Riveros, analista económico de Bancolombia, calcula que el desempleo urbano alcance una tasa cercana a 9,6 % en julio, inferior a la observada en el mismo período de 2014 (9,9 %).

Es previsible que la economía haya creado empleo en el último año, pero en Bancolombia creen que dicha generación podría presentar un deterioro leve durante los últimos tres meses como consecuencia del efecto negativo que podría tener la depreciación cambiaria sobre algunos sectores.

Puntualmente, la actividad económica que recibiría un impacto considerable sería el comercio, el cual representa casi un 30 % del empleo en las principales ciudades. No obstante, esta reducción sería compensada por la industria y el sector inmobiliario.

“A final de año, nuestros cálculos indican que el desempleo urbano se ubicará en 9,0 %, una cifra inferior en 30 puntos básicos a la reportada en diciembre del año anterior (9,3 %)”, agregó Riveros.

Ana María Rodríguez, analista macroeconómica de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, señaló que el mercado de trabajo será impactado en menor medida que otros indicadores macroeconómicos como la inversión fija, el gasto público y las exportaciones netas.

“El desempleo se encuentra en mínimos históricos y, durante los últimos años, la generación de empleo formal fue superior al trabajo informal. Sin embargo, en la actual coyuntura, el empleo informal está empezando a crecer considerablemente”, añadió Rodríguez.

SECTOR PETROLERO, ‘LA CENICIENTA’

Las actividades económicas relacionadas con el sector de hidrocarburos no han generado puestos de trabajo significativamente. De hecho, su participación en el agregado laboral no supera el uno por ciento en el país.

Para Rodríguez, economista de Corficolombiana, la disminución productiva de este sector también afecta al sector comercial y de servicios por las interconexiones financieras que se presentan allí. Así mismo, la menor demanda de puestos de trabajo indirectos termina causando impactos negativos en todos los demás sectores.

Pero no todo es malo, El sector agrícola, que emplea a cerca del 15 % de la población trabajadora, mantendrá una buena tasa de desocupación en julio.

La devaluación de la tasa de cambio no solo incentiva a la exportación de productos no tradicionales, también genera un efecto de sustitución entre productos importados y domésticos: “En la medida en que el sector agrícola aumente su capacidad productiva, podrá aprovechar los beneficios de la coyuntura. Este mismo efecto se espera en sectores como la manufactura, que emplea al 12 % de la población”.

Aunque estos beneficios no se verán en el corto plazo, otros sectores, como el turístico, permitirá generar buenas conexiones con el comercio y los servicios, siendo una tríada de nuevos y buenos generadores de demanda de fuerza de trabajo.

Camilo Durán, especialista macroeconómico de Credicorp Capital, señaló que los sectores inmobiliario, construcción e industria serán los llamados a ‘remediar’ el desalentador comportamiento de las actividades petroleras en cuanto a la generación de nuevos puestos de trabajo.

EMPLEO, VARIABLE QUE ‘SACARÁ LA CARA’

Para lo que resta del año la mayoría de los analistas esperan una reducción en el ritmo de caída del desempleo.

“Aunque estimamos un incremento de la generación de empleo informal por encima de la formal, lo cual será una muy mala noticia para la estabilidad y garantías de seguridad social para los empleados colombianos, veremos buenos niveles en la tasa de desempleo”, explicó Ana María Rodríguez. 

El mercado laboral se ha fortalecido en los últimos años y es muy probable que sea una de las variables macro que mejor responda ante la desaceleración de la economía y logre sostener buenos niveles de consumo privado.

Sebastián Rojas

@jusebroj

Portafolio.co