Las mejores empresas para trabajar en Colombia 2013

Cada vez más empresas incluyen entre sus planes estratégicos objetivos concretos, metas y presupuesto para impactar positivamente el ambiente laboral y así mejorar la calidad de vida de sus colaboradores.

La complejidad de la naturaleza humana hace que la gestión de personas sea casi un arte.

Shutterstock

La complejidad de la naturaleza humana hace que la gestión de personas sea casi un arte.

POR:
diciembre 12 de 2013 - 02:54 p.m.
2013-12-12

Diez años atrás, hablar de un gran lugar para trabajar era un concepto tan novedoso para las empresas nacionales, que ni siquiera lo veían como algo que favoreciese su competitividad. En este lapso, el cambio ha sido enorme y la conciencia que se ha ganado en este aspecto es tan significativa que ya son muchas las compañías que han hecho de este uno de sus objetivos del plan estratégico.

Por eso, es muy positivo que su presencia en las Listas de Mejores Lugares para Trabajar sea cada vez mayor: de ser el 37% de las empresas reconocidas en el 2012, pasó a ser el 53% en el 2013. Que el 53% de las empresas listadas sean colombianas sin duda sugiere que están encontrando su propio camino, su forma de conectarse con sus colaboradores, a partir de un entendimiento profundo del contexto socioeconómico y cultural del país.

La fórmula milagrosa no es otra distinta que haber reconocido la importancia del ambiente laboral en la contribución de sus colaboradores, y haber adoptado prácticas que fortalecen la confianza y responden en la medida de lo posible a sus expectativas, en un entorno caracterizado por el orgullo de lo que se hace y de la empresa para la que se trabaja. Todo un reto, que hay que resolver, caso por caso. Es por eso que las prácticas exitosas no pueden trasplantarse, sin más, de una empresa a otra, así parezcan tendencias de vanguardia en lo que concierne a la gestión de personas.

Un segundo punto que reafirma esta confianza en que las empresas colombianas están encontrando el camino tiene que ver con la ubicación geográfica de los equipos de trabajo: 3 de las empresas en las listas de las mejores concentran la mayor proporción de sus colaboradores en ciudades con menos de 300.000 habitantes; además, 47% de los mejores ambientes laborales se ubica hoy en ciudades distintas a Bogotá.

El hecho es significativo por que esta última ciudad concentra el 40% de la población ocupada de las trece principales ciudades del país, DANE, 2012. El que ciudades como Cartagena, Barranquilla, Florencia, Popayán y Montería sean el hogar de grandes lugares para trabajar representa un logro nada despreciable para la dignificación de las prácticas empresariales y el fortalecimiento del sentido nacional de justicia y equidad.

Desde el punto de vista de su estrategia de gestión, una característica de los grandes lugares para trabajar salta a la vista: la gestión del talento humano y el ambiente laboral como un proyecto, esto es, como un esfuerzo sistemático que responde a objetivos bien definidos, atados a la planeación estratégica, a cuyo logro se destinan recursos específicos, y que contempla la medición y valoración periódica de los avances.

En esta oportunidad, el Instituto pudo concluir con base en los datos disponibles, que definir objetivos explícitos de ambiente laboral en la planeación estratégica puede incrementar la eficacia de los esfuerzos en este sentido en cerca de 43%.

Por lo demás, la multiplicidad de sectores económicos representados en las listas da cuenta, una vez más, del hecho que empresas con contextos y características muy disímiles son capaces de construir confianza y ambientes laborales de excelencia, lo que reafirma la voluntad como uno de los factores críticos primarios.

Como es apenas obvio, las empresas que son grandes lugares para trabajar no son perfectas. Sin embargo, resuelven tan bien los aspectos que han identificado como claves, que se podría decir, usando una expresión coloquial, se ‘echan al colaborador al bolsillo’.

Por eso es muy importante identificar cuáles han sido los factores críticos de éxito. En las cinco mejores empresas con no más de 500 colaboradores, nuevamente es el interés de la organización porque las personas tengan un adecuado balance entre su trabajo y su vida personal, y en las cinco mejores empresas con más de 500 colaboradores, la imparcialidad, concretamente en la gestión equitativa del reconocimiento y la ausencia de favoritismo, su palanca más visible.

No creemos pecar por exceso al enfatizar esta idea: la excelencia en el ambiente laboral tiene todo que ver con aspectos esenciales de las relaciones humanas y realmente poco con grandes inversiones económicas y beneficios extraordinarios, inalcanzables para la gran mayoría de empresas. De hecho, los hallazgos expuestos en el párrafo previo vuelven a poner de presente que casi nunca es la compensación económica lo que hace la diferencia.

Siga bajando para encontrar más contenido