Menor inflación se sintió más en los estratos bajos

En el 2013, la variación de precios al consumidor fue de 1,94 por ciento, el menor registro histórico. Para los ingresos bajos, el IPC fue de 1,55 por ciento.

La variación de los precios de los alimentos fue históricamente baja en el 2013

Archivo Portafolio.co

La variación de los precios de los alimentos fue históricamente baja en el 2013

POR:
enero 06 de 2014 - 11:09 p.m.
2014-01-06

Como ya se anticipaba desde hacía meses, la inflación del 2013 no alcanzó a llegar al 2 por ciento.

De hecho, el 1,94 por ciento que marcó la variación de los precios al consumidor el año pasado se convirtió en un registro récord.

Según el reporte que presentó el Dane, la inflación más baja se produjo en los ingresos bajos, al ubicarse en 1,55 por ciento.

Entre tanto, la variación anual de los precios para los ingresos medios fue de 2,05 por ciento, mientras que en ingresos altos fue de 2,38 por ciento.

Tales cifras fueron el resultado del comportamiento de varios de los grupos de gasto.

Por ejemplo, los alimentos, que son los que más pesan dentro del consumo de ingresos bajos y medios, tuvieron una variación de 0,86 por ciento.

El bajo registro se produjo por las caídas en tubérculos, plátanos, cereales y productos de panadería, principalmente.

Entre tanto, en el rubro de vivienda subieron 2,7 por ciento, principalmente por los gastos de ocupación.

A su vez, transporte subió 1,34 por ciento, mientras que los precios en vestuario aumentaron 0,94 por ciento.

En contraste, los segmentos con las mayores variaciones fueron salud, con 4,44 por ciento y educación, con 4,37 por ciento.

Las ciudades con mayores aumentos en el 2013 fueron Riohacha y San Andrés, con 3,7 y 2,9 por ciento, respectivamente.

En Bogotá, el IPC subió 2,43 por ciento, y la menor variación fue en Cúcuta, con 0,03 por ciento.

LAS ALZAS

Del dato de inflación depende el aumento de las tarifas notariales, los peajes, la cuota moderadora en salud y los arriendos.

De conformidad con lo estipulado en la Ley 820 del 2003, respecto del reajuste al canon de arrendamiento de vivienda urbana, los incrementos oscilarán entre 1,94 y 3 por ciento.

Para los inmuebles cuyos contratos fueron suscritos antes del 10 de julio del 2003, el incremento máximo será del 3 por ciento, que corresponde a la meta de inflación fijada para el 2014 por el Banco de la República.

Para los inmuebles con contratos pactados después de esa fecha, al hacer la renovación podrá incrementarse en un 1,94 por ciento. Cuando se trate de inmuebles de uso comercial, las partes podrán establecer acuerdos.

Siga bajando para encontrar más contenido