Ningún mercado consume, como Venezuela, tal cantidad de productos colombianos, dijo María Luisa Chiappe

"El mercado venezolano es mejor de lo que cualquiera piensa, pues es el segundo destino de las exportaciones colombianas y el primero de los productos no tradicionales", agregó.

POR:
julio 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-10

¿Cuál es su visión del mercado de Venezuela?

El venezolano es el mercado más importante para las manufacturas colombianas. Las dos economías tienen una gran complementariedad: de allí traemos materias primas básicas de la industria de aluminio, de la petroquímica entre otras, que son procesadas en Colombia y sus productos finales exportados al vecino país. Este es un mercado circular, de doble vía, con beneficios evidentes para los dos países.

¿Eso no sucede con ningún otro país?

Ningún mercado, como el de Venezuela, consume tal cantidad y variedad de productos colombianos, que tienen alto valor agregado, diseño y tecnología nacional y muchas de cuyas marcas son plenamente reconocidas y apreciadas por los compradores de ese país.

En los almacenes y supermercados de las grandes, medianas y pequeñas ciudades venezolanas la presencia de productos colombianos es una constante: textiles, confecciones, artículos de cuero, alimentos, bebidas, galletas, y ni qué decir de la demanda por bienes de la industria liviana colombiana, como productos plásticos, de aseo y tocador, libros, folletos, artículos para oficina.

Además, Venezuela es un gran comprador de la industria pesada: productos de la metalmecánica, equipos de refrigeración doméstica e industrial, estufas y cocinas para el hogar, empresas y restaurantes, maquinaria eléctrica.

También nos compran vehículos...

El automotor es un capítulo aparte: es el programa de complementación más exitoso de la región andina, que ha sufrido un duro golpe por cuenta de las cuotas de importación de vehículos establecidas por la administración del presidente Chávez. De más de 62.000 unidades importadas desde el año pasado, la cuota las bajó a cerca de 16.000 para el 2008.
Ese, precisamente, debe ser uno de los puntos para tratar en el encuentro de los dos presidentes. La prioridad es aumentar el cupo para los vehículos colombianos, lo cual encaja en la filosofía de desarrollo endógeno impulsado por el gobierno venezolano.

¿Y las autopartes?

El sector autopartista colombiano prácticamente se desarrolló para abastecer al mercado andino, liderado por Venezuela. Este renglón es un creador de empleo calificado y generador de tecnología. Lo que suceda en el mercado de vehículos tendrá obvias repercusiones en el de las autopartes.

¿No temen ustedes por la concentración de algunas exportaciones a Venezuela?

Los exportadores colombianos hacen su tarea: buscan mercados en otros lados, como en Centroamérica, no para sustituir al venezolano sino para aumentar sus ventas. Sin embargo, hay una limitación de magnitud que no se resuelve a corto y mediano plazo. Es que no se puede desconocer que el ingreso per cápita en el vecino país es el tercero en Latinoamérica, después de Brasil y México, con una clara tendencia importadora por ser un gran productor de petróleo.

¿El de Colombia y Venezuela es como un matrimonio sin posibilidad de divorcio?

Véalo de esta manera: Estados Unidos no nos va a comprar vehículos, hacia allá no facturaremos los productos de la industria química que despachamos a Venezuela, ni los de la industria farmacéutica, ni artículos de aseo y tocador y muchos otros renglones.

Mucha inversión extranjera directa en la región andina, incluida la que está asentada en Colombia, difícilmente vendría por una razón diferente a Venezuela. No nos engañemos, el mercado está aquí.
Además, por el aumento en los costos del transporte, por las alzas en los combustibles, al importador venezolano le resulta mejor comprar en Colombia que importar, por ejemplo, de Brasil.

Las propuestas que Colombia presentará hoy a Venezuela

Con el fin de brindarle certeza jurídica a los inversionistas, el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, presentará al gobierno de Venezuela cuatro propuestas, para avanzar hacia la suscripción de igual número de acuerdos, los cuales buscan consolidar la integración económica.

Por un lado, Colombia planteará la suscripción de un Acuerdo para Promoción y Protección Recíproca de Inversión (Appri), que ya fue presentado al ministro de Industrias Ligeras y Comercio de Venezuela, William Contreras. También un Acuerdo para evitar la Doble Tributación (ADT).

El tercer proyecto está relacionado con un acuerdo bilateral, para permitir el paso de mercancías venezolanas y colombianas por el territorio del otro país. La cuarta iniciativa tiene que ver con la suscripción de un acuerdo bilateral de transporte de mercancía por carretera.

Siga bajando para encontrar más contenido