El mercado de datos no crece, pues no hay espectro para eso

4G Américas es una firma que promueve y facilita la implementación de tecnologías móviles de banda ancha en todo el continente. Su director analizó el mercado colombiano y criticó la ley antimonopolio que se aplica en telecomunicaciones.

Erasmo Rojas, director para América Latina y el Caribe de 4G Américas.

Archivo Portafolio.co

Erasmo Rojas, director para América Latina y el Caribe de 4G Américas.

POR:
mayo 11 de 2013 - 12:18 a.m.
2013-05-11

Erasmo Rojas, director para América Latina y el Caribe de la firma 4G Américas, visitó esta semana el país y habló con Portafolio sobre el mercado de telefonía móvil en Colombia.

¿Cómo estamos frente a Latinoamérica en servicios de voz y datos?

Esto se debe medir por la penetración de datos, más que por voz. Brasil y Chile están a la cabeza.

En América Latina y el Caribe, el promedio de penetración de voz es de 93 por ciento, y en datos, de 19 por ciento. Colombia es: 92 por ciento en voz y, en datos, por debajo del promedio de la región, con 9 por ciento.

¿Pero el país tiene un mercado que crece o está estático?

Entre marzo del 2011 y marzo del 2013 las suscripciones móviles aumentaron de 44 a 48 millones, mientras que la penetración de voz bajó del 92 a 91 por ciento.

Ahí no crece este mercado. En datos, es decir, banda ancha móvil, aumentó de 3 a 9 por ciento: no aumentó 6 por ciento, se triplicó.

Los ingresos promedio por usuario, es decir, lo que recibe un operador por lo que consume un cliente, medido en dólares, es así: en el 2011 eran 9 dólares, hoy son 12 dólares. De lo que gasta la gente mensualmente, el consumo de datos en el país aumentó de 20 a 25 por ciento.

El prepago hace dos años era 84 por ciento hoy es 80 por ciento; no mucho, pero empieza a bajar, aunque es muy alto aún.

¿Por qué no crece la participación en el mercado de datos?

Los operadores se han desgastado en una guerra por minutos y al usuario se le venden esos planes. Se está trabajando con redes de tercera generación, pero usando espectro de segunda generación, sin capacidad. Hace cinco años se lanzó 3G, pero usando el espectro que se requiere para 2G.

Lo que antes era para voz únicamente, ahora se usa para datos, también.

Entonces se rebanó el espectro, de voz se sacó para datos, y eso debilita a las dos partes y las redes andan congestionadas.

Los operadores, como saben que no tienen suficiente espectro, no han promovido paquetes de datos porque saben que las redes van a estar peor.

Las redes de datos le quitaron espacio a voz, y por eso tantas quejas de la gente con que se caen las llamadas.

La cultura en Colombia todavía se basa en voz; cambia algo en los jóvenes, que quieren más paquetes de datos.

¿Entonces, qué esperar de la subasta 4G?

Al crear más espectro se ayudará a que las redes de 3G se descongestionen un poco, porque los usuarios que consumen muchos datos se moverán a otra banda de espectro donde tienen más capacidad, y dejarán la red actual para nivelarla.

¿Qué hace 4G Américas?

Nuestra labor es informar qué pasa con las tendencias de las redes móviles. Esta asociación empezó hace 11 años y nos llamábamos 3G Américas, pues en la red solo estaba el servicio de tercera generación.

Hace dos años cambiamos cuando 4G entró en las redes de Estados Unidos. Somos una empresa de mercadeo e información para las audiencias que tienen impacto en el usuario final: gobiernos, empresas, asociaciones, analistas, medios.

Las empresas no tienen tiempo de comunicar lo que están haciendo, entonces somos una herramienta para contar qué pasa con esta tecnología y para dónde va el mercado.

¿El mercado de telefonía móvil está a la vanguardia en Colombia o qué falta?

El país tiene necesidad de atraer tecnología, porque el segmento empresarial crece rapidamente y requiere servicios más robustos. Más redes de datos, porque en voz Colombia está al día, pero la banda ancha móvil tiene que crecer.

¿Hay un operador dominante en el país? ¿Cómo analiza esa polémica?

Es un tema político y eso atrasa todos los proyectos. Acá se dice: vamos a subastar espectro, y señalan al operador ‘dominante’ y le dicen: usted no puede participar en la banda 1,7, la más apetecida, sino en la alta, donde es más costosa la implementación.

Eso no lo llamo injusticia, sino algo fuera de las buenas prácticas.

Están más preocupados por la ley antimonopolio, pero la aplican solo en telecomunicaciones. En ningún otro sector están regulando que un operador concentre solo hasta el 30 por ciento del mercado.

Eso preocupa, porque Colombia requiere inversión y el capitalista piensa en 5 y más años, para crecer hasta donde pueda y el mercado dé. Acá se dice: puedes invertir, pero sé cauteloso, porque si te va bien, te cortamos las alas.

Hay otras maneras de controlar la dominancia: con tarifas, con cobertura. Esto aleja inversionistas, porque limita.

jaivia@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido