El mercado: el mejor ‘ranking’ de competitividad

Las cifras de crecimiento del Producto Interno Bruto y de la inversión privada en Colombia, evidencian el mejoramiento en las condiciones para hacer negocios en el país.

POR:
julio 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-15

Si bien las cifras del primer trimestre evidencian una desaceleración sobre la que es importante actuar con cabeza fría y visión estratégica, las cifras de inversión siguen muy dinámicas y superan el 27 por ciento del Producto Interno Bruto. Estos resultados reflejan que el país va en la dirección correcta y que es el momento de mantener la atención en las reformas estructurales, como herramienta para enfrentar la coyuntura vía mejoras en la competitividad y la productividad de la economía colombiana. En este sentido, serán cruciales los desarrollos que se puedan dar en materia de crecimiento regional, de clusters y de encadenamiento de empresas de la misma cadena de valor. Si bien las recientes mediciones en los rankings de competitividad internacional muestran que Colombia ha perdido algunos puestos, no puede desconocerse que el país tiene un clima de inversión mucho más favorable de lo que tenía hace algunos años. Los resultados reflejan que otros países han mejorado a ritmos más acelerados de lo que lo hace Colombia, y eso es una señal para que el país mantenga su atención en ciertas áreas, críticas para su competitividad. Asimismo, es positivo que Colombia cuente con un instrumento de política como el Documento Conpes, recientemente expedido y que consigna la Política de Competitividad del país y busca priorizar las acciones para impulsar cambios estructurales desde el corto plazo. El documento Conpes está estructurado en 15 sectores y responde con planes de acción a los temas en los que Colombia recibe las calificaciones más bajas en las mediciones internacionales, como son la infraestructura y logística para el comercio, la disponibilidad y acceso a las tecnologías de información, la simplicidad del sistema tributario y las condiciones para la innovación, entre otros. Estas políticas de orden nacional determinan el marco de política económica y dan una señal acerca de las prioridades en materia de competitividad que debe atender el país. El Centro de Estrategia y Competitividad (CEC), adscrito a la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes, ha sido estructurado precisamente para aportar elementos técnicos que desde la academia fortalezcan el proceso de mejoramiento en la productividad sistémica del país. De igual forma, por ejemplo, prestó sus servicios en la estructuración del Plan Nacional de las TIC, cuya implementación y desarrollo permitirá profundizar el acceso de las empresas y las personas a las TIC, promover su cultura de uso, impulsar el Gobierno en Línea y promover la productividad empresarial. Este Conpes determina un marco desde la política nacional muy importante en tiempos en los que la estabilidad macroeconómica demanda una reducción del gasto público y por ende la necesidad de una clara priorización de las inversiones, privilegiando las de mayor impacto en la competitividad del país, para de esta manera contrarrestar tendencias revaluacionistas o inflacionarias. Estas políticas nacionales deben ser complementadas con políticas locales, que faciliten la conformación de clusters de acuerdo con la vocación productiva de cada región. Desde la Facultad de Administración de la Universidad de Los Andes, a través del trabajo de consultoría del CEC, estamos generando apoyo a ocho clusters en todo el país mediante un trabajo conjunto con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el BID. La idea es que cada cluster emprenda las acciones adecuadas para su propia vocación productiva con una mirada multidisciplinaria, con el compromiso de los actores privados y públicos relevantes en la región, de manera que puedan elevar los niveles de competitividad locales y concretar sus apuestas productivas. Estos proyectos darán lecciones importantes que podrán ser replicadas en las demás regiones del país. La complementariedad entre las acciones de nivel nacional y las acciones en el nivel local es crucial para lograr los cambios estructurales necesarios para elevar sustancialmente la productividad de la economía colombiana y por esta vía ganar peldaños en los rankings de competitividad. Las mejoras en el entorno de seguridad tanto física como jurídica, han sido muy valiosas para lograr un mejor clima de inversión, evidenciado en niveles récord de inversión privada. Si bien este conjunto de acciones deberán reflejarse en mejores posiciones en los rankings internacionales, lo que realmente mide la competitividad de Colombia es su capacidad de ganar mercados a nivel mundial. Es a ese indicador es al que le debe apuntar el país y para ello, será clave que academia, sector privado y sector público sigamos trabajando de la mano y de manera coordinada. * En colaboración con Martha Cecilia Rodríguez. Directora CEC, Facultad de Administración, Universidad de los Andes. '' Las mejoras en el entorno de seguridad tanto física como jurídica, han sido muy valiosas para lograr un mejor clima de inversión, evidenciado en niveles récord de inversión privada.'' La complementariedad entre las acciones de nivel nacional y las acciones en el nivel local es crucial para lograr los cambios estructurales necesarios, para elevar sustancialmente la productividad de la economía colombiana, y por esta vía ganar peldaños en los ‘rankings’ de competitividad. María Lorena Gutiérrez* Decana, Facultad de Administración, Universidad de los Andes WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido