‘Mercado de vehículos será de 600.000 unidades en 10 años’

Jorge Mejía, presidente de GM Colmotores, proyecta que al cierre del 2013 las ventas de su compañía se contraerán cerca de 20 % debido a la reducción del mercado.

Jorge Mejía / presidente de GM Colmotores

Archivo Particular

Jorge Mejía / presidente de GM Colmotores

POR:
diciembre 14 de 2013 - 10:33 p.m.
2013-12-14

Pese al difícil momento que atraviesa el mercado de vehículos nacionales, Jorge Mejía, presidente de GM Colmotores, se mantiene optimista y proyecta que a partir del 2015 las ventas retomarán la senda del crecimiento.

En entrevista con Portafolio, el directivo se refirió a la situación actual de las ventas de carros en el país, su panorama para el futuro y los proyectos de la compañía para conservar y reafirmar su posición de liderazgo.

¿Cómo ha sido este año para Colmotores?

Ha sido muy complejo, lo hemos catalogado en línea con nuestra filosofía nueva, ‘find new roads’ (buscando nuevos caminos), para dar una serie de pasos iniciales buscando nuevos caminos. Hacerlo no es tan simple.

¿Alcanzarán sus metas?

No, principalmente porque toda la industria le apostó al año pasado, que fue un mercado entre 311.000 y 315.000 unidades, dependiendo de cómo se mida; pensamos que el 2013 iba a ser muy parecido al 2012 y el año va a terminar en 290 a 295 mil unidades. Entonces, partiendo de ahí, es un mercado menor.

¿Habrá decrecimiento en las ventas?

Claramente. En nuestro, caso veníamos creciendo bastante, el mercado llegó a 325.000 unidades en el 2011 y en el 2012 caímos a 320.000; ya hubo decrecimiento y este año caemos a 295.000 unidades.

Los indicadores macroeconómicos son buenos.

El desempleo está en el nivel más bajo en décadas; la inflación también; las tasas de interés están bajas; el PIB, mal que bien, va a crecer alrededor del 4 por ciento, que no es malo.

¿Por qué cae el mercado entonces?

Uno no puede contentarse con que este va a ser el tercer mejor año de la historia, cuando es el mejor año de la historia en muchos indicadores económicos.

¿Cómo lo explica?

El tema más importante es la confianza, que no está en niveles históricos y es fundamental para comprar carros, especialmente cuando el 70 por ciento se vende financiado.

¿Qué está afectando la confianza?

El debate político tiene mucha visibilidad en los medios. Se está hablando todo el día del tema. Le generaron a la gente un temor, no del futuro, sino del hoy, que hoy no estamos bien y eso ‘cala’.

¿Cómo se reflejará esto en las ventas de Colmotores?

Debemos estar cayendo más o menos 15 o 20 por ciento en valores. En unidades, durante el 2012 vendimos 85.833 y este año llegaremos a las 75.000, que es una caída del 12 por ciento.

¿Cómo proyecta el 2014?

El primer semestre va a ser muy parecido a este año, pero creo que el segundo semestre puede ser mejor y va a terminar con un poco de crecimiento del mercado.

No va a ser un año récord.

¿Cuáles son sus proyectos para el año entrante?

El plan es consolidar todas estas ideas y seguir en el proceso con la cultura que hemos venido cambiando, de que las cosas todos los días se tienen que pensar de manera diferente.

¿Cómo han sido estos meses con la planta de estampados?

Han sido muy buenos en el sentido de que hemos venido mejorando la curva de aceleración de producción, que se mide por la cantidad de veces que la prensa baja y forma una pieza.

Hoy estamos haciendo más o menos 170 impactos por hora y eso lo debíamos estar haciendo en junio del año entrante.

En ese sentido, vamos muy bien, ya hemos estampado 56.000 piezas, lo cual es más o menos 5.000 carros, y el mes pasado ya comenzamos a facturar repuestos a la red de concesionarios y estamos trabajando para la siguiente fase, que es exportar a Ecuador esas mismas partes, ya que ellos también ensamblan el Sail.

¿Cómo están las exportaciones?

Mal. El patrón de producción que montamos hace 10 años estaba sobre el modelo económico de la región andina, y si mira nuestras cifras hasta el 2007, teníamos ventas muy fuertes a Venezuela y Ecuador.

Pero ambos se cayeron. Ecuador, porque hay cuotas, lo que dificulta llevar productos.

¿Qué porcentaje de la producción están exportando?

De 3 a 5 por ciento. Con el proyecto de las piezas, deberíamos estar exportando unas 10.000 mensuales el próximo año, si logramos hacerlo.

¿Tienen planes de invertir en el mediano plazo?

No. 200 millones de dólares de la planta es la mitad de la inversión que hicimos entre 1980 y el 2012. Ahora necesitamos que las inversiones den el retorno.

No lo están dando, por el hecho de que cuando tomamos las decisiones, se proyectaba un mercado más fuerte, no que iba a caer.

Hace años vienen perdiendo participación. ¿Qué van a hacer?

Uno tiene momentos en los que pierde participación, ya ha ocurrido.

La estrategia está centrada en 3 elementos: la primera es mantener una marca muy saludable; la segunda es nuestra visión, y es que “diseñamos, producimos y vendemos los mejores carros del mundo”, porque esto comienza y termina con producto, y la tercera es que nuestra misión es hacer a los clientes felices.

Su panorama se ve gris, ¿cómo proyecta a Colmotores?

Veo blanca (bien) a la compañía, que es fuertísima y se ha fortalecido globalmente. Lo negro está en que el mercado está caído, pero estamos hablando de este año y de lo que pienso que pasará en el siguiente, especialmente en el primer semestre.

Si piensa a largo plazo, este mercado es la tercera parte en términos per cápita de cualquiera parecido en la región. En la medida en que el país crezca de la forma en que lo está haciendo, va a haber mucha más gente comprando carros. En 10 años, el mercado va a ser de 600.000 unidades.

SUV, EL SEGMENTO DE MEJOR DESEMPEÑO

En términos de segmentos, el directivo señala que el de mayor potencial es el de los vehículos utilitarios y SUV, que ya representa el 25 % de sus ventas.

“Tiene que ver con el lanzamiento de la Chevrolet Tracker, que entró a desarrollar el segmento en un rango de precios que no existía”, aseguró.

Según información de la Superintendencia de Sociedades, en el 2012 la compañía reportó ingresos operacionales por 3 billones de pesos, lo que representó una reducción de 16,4 % frente al año anterior.

Cristina Bustamante

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido