Los mercados castigan la deuda española

Madrid/EFE. El diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, lo que se conoce como prima de riesgo país, volvió a registrar ayer un nuevo máximo desde la implantación del euro, al rozar los 300 puntos básicos.

POR:
diciembre 01 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-01

No obstante, antes del cierre del mercado y tras el rebote registrado previamente, el diferencial entre el bono español y el alemán se relajaba hasta los 279 puntos básicos. Esta caída se produjo después de que el rendimiento del bono español se situó en 5,488 por ciento, y el alemán se ubicó en 2,692 por ciento. Según José Luis Martínez, analista de Citi, el rebote experimentado por el diferencial español se debe sencillamente a que el mercado no funciona y no hay liquidez, aunque no existe “nada detrás de ese movimiento brusco”. De hecho, indicó el experto, los diferenciales de otros bonos, como el belga o el italiano, también están “ardiendo”. A juicio de Martínez, las caídas se retroalimentan dentro de un contexto de “riesgo y miedo”, pero no hay unos umbrales máximos a partir de los cuales España tenga que pedir ayuda o la situación sea irreversible. “Que la rentabilidad del bono español esté en torno al 5,5 por ciento -subrayó- es un dato muy malo, porque limita completamente la liquidez, en particular al sector privado, y tiene efectos nefastos en la economía real”. En la misma línea, el departamento de análisis de Bankinter indicó que “el mercado continúa sin fundamentos e interpreta que las medidas aplicadas en Europa sólo son soluciones a corto plazo que en el mejor de los casos han permitido ganar algo de tiempo, pero son insuficientes para poner fin a la desconfianza que rodea a la deuda soberana”. ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido