Mercantilismo arraigado

En un artículo publicado recientemente en PORTAFOLIO, el columnista Mauricio Cabrera Galvis planteaba como ventaja el aplazamiento del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos: “que Colombia ya tiene las preferencias arancelarias del Atpdea, que son las mismas que nos daría el Tratado de Libre Comercio, pero con la ventaja que son unilaterales y no nos exigen hacer costosas concesiones recíprocas”.

POR:
mayo 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-12

Ese planteamiento es un ejemplo más de las ideas mercantilistas -arraigadas en algunos sectores de opinión en Colombia-, las cuales prevalecieron entre los siglos 16 y 18, y entre las que se argumentaba que exportar era bueno e importar era malo. Esas ideas fueron revaluadas hace siglos por sus múltiples inconsistencias. La teoría enseña y las cifras confirman, que los países que importan más, demandan más divisas y exportan más. Frenar las importaciones es reducir las exportaciones. De otro lado, los países ganan en el comercio internacional con sus fortalezas vía sus exportaciones, y con las fortalezas de sus socios comerciales vía sus importaciones. ¿Qué tal que nuestros socios comerciales -y los congresistas encargados de renovar periódicamente las preferencias arancelarias de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y de Erradicación de Drogas (Atpdea)-, tomaran en serio los planteamientos del doctor Cabrera y concluyeran que para ellos, exportar es bueno e importar es malo? Hernán Vallejo. Profesor Asociado, Facultad de Economía, Universidad de los Andes '' Los países ganan en el comercio internacional con sus fortalezas vía sus exportaciones, y con las fortalezas de sus socios comerciales vía sus importaciones.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido