Metales preciosos: ¿comienzan a perder brillo?

Iniciado este mes, el precio de los metales preciosos ha sufrido una fuerte inflexión a la baja, alertando ante la posibilidad de que los máximos registrados días atrás hayan podido marcar un techo de importancia y que desde entonces la tendencia de estos dos commodities haya cambiado, por lo cual la baja recién observada sería el inicio de un proceso correctivo más importante hacia los próximos meses.

POR:
mayo 10 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-10

Mucho se ha hablado sobre la posibilidad de que esta reversión se traslade al resto de los commodities, poniendo fin al importante bull market de los últimos 2 años, al menos. Quizás uno de los motivos que en los últimos días ha fortalecido esta lectura ha sido la velocidad con que se ha materializado la reversión en sólo una semana, por ejemplo, con caídas superiores al 10% en el petróleo y cercanas al 30% en la plata. Si a ello le sumamos que en este proceso hubo un fortalecimiento del dólar frente a importantes monedas del mundo, principalmente al euro, y una salida consistente de las posiciones compradas por parte de los hedge fund, entonces podemos entender los motivos por los cuales la inflexión se ha dado de manera tan vertiginosa (comportamiento similar al observado en el inicio de la reversión bajista de los commodities en el 2008). Más allá de las especulaciones, la pregunta concreta es si debemos asumir la reversión observada en los metales preciosos como parte de un cambio de tendencia o si sólo debemos asumir que forma parte de un movimiento temporal para que el avance continúe su curso e incluso en camino de nuevas marcas históricas, por encima de las vistas días atrás. En este sentido, pasamos a desarrollar la lectura técnica para el oro y la plata, estableciendo los diferentes parámetros que nos estarán indicando si el accionar bajista desarrollado simplemente se trata de un movimiento temporal o si, por el contrario, debemos asumir que estamos ante un cambio de escenario para los próximos meses. ANÁLISIS TÉCNICO DEL ORO El avance de este metal ha accedido hasta el momento hacia máximos históricos de 1.576 USD el pasado 2 de mayo, y desde entonces se originó la fuerte reversión bajista de las últimas sesiones que llevó los precios hacia mínimos de 1.462 USD por onza. Esta inflexión es la que nos alerta ante la presencia de un proceso correctivo mayor hacia las próximas semanas, como proceso correctivo parcial a las fuertes ganancias acumuladas los últimos meses, la cual lleve los precios de regreso hacia una zona de soporte más deprimida en torno a los 1.400-1.375 USD o bien hacia niveles más deprimidos de 1.330-1.310 centavos. Más tarde, dependiendo de la firmeza con que actúe esa zona de soporte estaremos evaluando si finalmente desde, esas instancias, el alza del metal queda retomada en forma directa o si, en su lugar, debemos asumir un proceso de baja mayor en precio y tiempo para este metal. Por ahora nos inclinamos a considerar que la baja es temporal, y si bien confiamos en el desarrollo correctivo mayor de corto plazo, creemos que una vez materializado este podremos esperar la reanudación alcista de los precios con la intención de acceder finalmente por encima de los máximos de 1.576 USD e incluso de los 1.600 USD por onza. Sin embargo, es importante que para mantener la confianza de este análisis los precios puedan ir reconociendo los parámetros técnicos sugeridos. ANÁLISIS TÉCNICO DE LA PLATA Tras un importante rally desarrollado durante los primeros 4 meses del 2011, donde el precio del metal pasó de 30 USD a inicio de año hasta alcanzar máximos de 49,8 USD el pasado 25 de abril, desde esas instancias se originó la fuerte inflexión bajista de las últimas sesiones que termina regresando los precios hacia mínimos de 34 USD por onza. Esta inflexión, consistente y vertiginosa, lo que demuestra es que existían muchas posiciones especulativas del lado comprado, que una vez comenzada la baja han obligado a los tenedores de ellas a cerrar posiciones, lo cual terminó agudizando la ola vendedora de las última sesiones. Ahora, a pesar de la consistencia de la baja, debemos saber que la misma no ha sido hasta el momento suficiente como para considerar que se ha efectuado un cambio de tendencia de mediano plazo en este metal. Por el momento entendemos la caída como un movimiento correctivo temporal, que si bien aún puede agudizarse hacia una zona de soporte más deprimida en torno a 32-30,5 USD, desde esas instancias los precios buscarán recuperarse nuevamente y ya sea en forma directa o tras desarrollar una consolidación, terminen por recuperar la baja hacia los próximos meses, e incluso buscar acceder hacia nuevas marcas históricas por encima de los 50 USD por onza hacia adelante. Solamente en caso, que esta caída de la plata se agudice por debajo de los 30,5-30 USD, técnicamente nos veremos obligados a abortar nuestra lectura actual y entonces sí asumir la presencia de un proceso correctivo mayor en precio y tiempo. CONCLUSIÓN A pesar de las fuertes inflexiones bajistas observadas, tanto para el oro como para la plata, entendemos por el momento la misma como un movimiento temporal que si bien puede profundizarse hacia las próximas semanas, una vez finalizado podremos esperar los precios inflexionen al alza buscando retomar la tendencia principal de largo plazo y buscando acceder hacia nuevos máximos históricos. Sólo en el caso en que los precios inflexionen a la baja y ante ello se origine un quiebre de los parámetros técnicos propuestos, nuestro optimismo quedará abortado y en tal caso deberemos asumir entones sí que los picos conseguidos en estos commodities han sido consistentes y que un proceso de corrección mayor en tiempo y precio ha quedado habilitado, el cual seguramente se verá reflejado en el resto de los commodities y en una recuperación del dólar estadounidense frente a las principales monedas del mundo. helgon

Siga bajando para encontrar más contenido