El metro para Bogotá: es mejor tarde que nunca

El metro para Bogotá: es mejor tarde que nunca

POR:
noviembre 09 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-09

México D.F. tiene 20 millones de habitantes que consumen 65 metros cúbicos de agua por segundo, generan 23 mil toneladas de basura diariamente, circulan 4 millones de vehículos que consumen 24 millones de litros diarios de gasolina y diésel, es la ciudad con más taxis y museos del mundo y el metro transporta 4,5 millones de personas por día. El metro de Ciudad de México tiene como propósito llevar a millones de usuarios a su destino cada día, contribuye con aproximadamente el 15 por ciento de los viajes generados por el área metropolitana, lo cual lo hace un protagonista del transporte urbano y del proceso de modernización de la ciudad. Es el tercero en pasajeros en el mundo superado solo por Moscú y Tokio. La necesidad del metro se hizo imperiosa durante la década de los 50, cuando ya la ciudad crecía a pasos agigantados, las líneas de bus se hicieron insuficientes para un público que cada día exigía mejor servicio, los trolleys y tranvías estaban estrangulados por la presencia desbordada de carros y camiones, las avenidas en construcción tampoco darían abasto. Entre 1950 y 1964, la población se duplicó pasando de 3 a 6 millones de habitantes, la migración a la ciudad y la futura crisis en el sistema vial, se hacia evidente. Inicialmente, la propuesta de la construcción del metro no prosperó debido a problemas financieros y técnicos del subsuelo de la ciudad: el hundimiento y el factor sísmico, pero en 1967 el panorama del agotamiento vial de la ciudad era evidente y en abril se dio luz verde al metro con un acercamiento al gobierno francés de Charles de Gaulle. En 1969 el metro contaba con 3 líneas, 42 KM, 45 estaciones y aproximadamente 800.000 usuarios al día que pagaban un peso por boleto. Para finales de los años 70, la cifra de usuarios se duplicó y se hicieron 3 líneas más. Para los 80, se construyeron líneas elevadas que representaron un ahorro en la inversión, se expandieron varias de las líneas existentes y ya con mano de obra mexicana comenzaron a construirse carros de metro. Para finales de los 80, los usuarios habían pasado de 600 millones al año a 1.400 millones al año, aproximadamente 3,5 millones de usuarios al día. Hoy, 38 años después de su inauguración, el metro de México se ha desarrollado a la par de la ciudad, es el único sistema de transporte masivo con carácter social que ofrece a sus 4,5 millones de usuarios día la tarifa más baja del mundo: dos pesos mexicanos, cerca de 400 pesitos colombianos. Cuenta con 9 líneas para el D.F. y dos con alcance metropolitana, más de 200 kilómetros de longitud y 354 trenes. El sistema de transporte colectivo, como se le llama al metro, cumple realmente con su función de ser colectivo, existe la guardia permanente por incluir a todos los usuarios del metro dentro de las consideraciones del latir de la ciudad. Sea un clásico en el Azteca, un juego de fútbol en Ciudad Universitaria, conciertos masivos en el zócalo, festivales culturales, manifestaciones, marchas y protestas o el transcurrir habitual, el metro late al mismo ritmo que la ciudad y a veces un poco más rápido para preveer y nunca quedarse atrás. Mario Hernández Zambrano Empresario exportador El metro de México es el único sistema de transporte masivo que ofrece a sus 4,5 millones de usuarios día, la tarifa más baja del mundo”.

Siga bajando para encontrar más contenido