Metro de Nueva York se ‘raja’ entre los usuarios

Ruidos ensordecedores, escaleras mecánicas rotas, inundaciones, salidas clausuradas: el metro de Nueva York, que transporta cotidianamente cinco millones de personas, es vetusto.

POR:
mayo 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-22

Una empresa especializada en la inspección de ascensores y escaleras mecánicas, J. Martin Associates, publicó en el 2007 un informe confidencial, cuyas conclusiones divulgó esta semana The New York Times junto a una investigación periodística de varios meses. El resultado es poco positivo: según los informes técnicos, las 169 escaleras mecánicas se rompieron 68 veces en el 2007 y dos tercios de los 200 ascensores quedaron trancados por lo menos una vez con un pasajero adentro. “Estuvimos observando seis meses, a pedido de las autoridades del transporte metropolitano (MTA), pero cuando recibieron nuestras conclusiones las hallaron demasiado críticas y nos pidieron cambiar la presentación, dijo Michele O’Toole, presidente de la empresa de 10 empleados, que renunció. El MTA reaccionó prudentemente en un comunicado al artículo del New York Times, limitándose a indicar que se hicieron inversiones “impresionantes” durante las dos últimas décadas para mejorar las instalaciones. Los relatos de los usuarios son implacables. “Es el metro más repleto, sucio y ruidoso que he visto”, dijo Guy Ardito, un pasajero que espera en el andén de Times Square en pleno centro de Manhattan. “Tengo la suerte de no ser lisiado, y puedo evitar los ascensores, pero los veo a menudo rotos”, agrega. “El metro de Nueva York tiene cien años, y se nota. Uno de los peores problemas es que cuando llueve, todo se inunda y sale un olor nauseabundo de ciertas estaciones”, describe. El diario gratuito A.M. New York publicó recientemente una lista de los problemas del metro, ilustrados con la foto de una cortina de agua que separaba al tren y los pasajeros en Penn Station, durante una tormenta. Los charcos de agua en el piso están señalados con carteles amarillos, pero nadie advierte sobre los riesgos que corre el usuario por los decibiles desencadenados a la llegada de un tren que corre sobre ruedas metálicas. “No traigo instrumentos de medida, porque la policía podría confiscarlos, pero estimo que el ruido supera a menudo los 100 decibeles”, dijo Alan Fierstein, fundador de Acoustilog, una empresa especializada en la medición de ruidos. A esto se suma que las demoras son frecuentes y a menudo el metro queda parado varios minutos en medio de un túnel. '' A pesar de que hay pocos accidentes, un tren se descarriló el mes pasado, sin dejar víctimas.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido