Microcréditos: comisión de 7,5%

El Gobierno estableció dos tarifas para las comisiones que la banca y otras entidades podrán cobrarles a los microempresarios, adicional a la tasa de interés que se aplica a estos pequeños créditos, cuyo límite hasta marzo del 2008 es de 33,93 por ciento efectivo anual.(VER GRAFICO)

POR:
abril 27 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-04-27

Una primera tarifa es de 7,5 por ciento -igual a la que rige en este momento y que el presidente Uribe anunció en noviembre pasado que se eliminaría–, que se cobrará únicamente a los microcréditos inferiores a 4 salarios mínimos (1'734.800 pesos). La otra tarifa es de 4,5 por ciento para los préstamos iguales o superiores a 4 salarios mínimos hasta un máximo de 25 salarios mínimos (10'842.500 pesos). En los dos casos, la tarifa puede distribuirse entre la comisión propiamente dicha y un renglón de honorarios. No obstante, el viceministro de Desarrollo Empresarial del Ministerio de Comercio, Sergio Díaz-Granados, explicó que esos cobros solo se podrán aplicar si el prestamista (bancos, ONG, fundaciones, cooperativas) presta los servicios al microempresario estipulados por la ley. En caso de cobro de la tarifa sin que el microempresario haya recibido ningún servicio, las autoridades se la sumarán a los intereses con lo cual, eventualmente, se superará el límite del interés de usura (33,93 por ciento efectivo anual) que se sanciona con cárcel. Ese control se logrará gracias a que el pasado viernes el Consejo Superior de la Microempresa, presidido por Díaz Granados, autorizó la creación de un sistema de información al que las entidades deberán reportar mensualmente, entre otros datos, lo cobrado por comisiones y honorarios y la razón de dicho cobro (ver nota anexa). Esa información se cruzará con la que envíen a las Superintendencia Financiera y de la Economía Solidaria. Para el funcionario, la Banca de las Oportunidades, concepto dentro del cual se están impulsando los microcréditos, ya está arrojando sus frutos, cuya cosecha espera sea mayor a mediano y largo plazo. A enero pasado, estos superaban en 22 por ciento a los registros de julio del 2006, hasta llegar a 4,2 billones de pesos, de los cuales 3,2 billones corresponden a la banca comercial (en julio pasado el saldo era de 2,7 billones de pesos) y el resto a fundaciones (ver gráfico). Condicionan cobro de tarifa adicional La tarifa por comisiones y honorarios solo podrán cobrarlas las entidades por los servicios que realmente les presten a los microempresarios y de esto tendrán que rendirle cuentas al Gobierno. Las entidades quedaron en libertad para fijar la cuantía de cada renglón (comisión y honorarios), sin que se supere el 7,5 y el 4,5 por ciento según el monto del microcrédito. Por honorarios podrán cobrar la asesoría técnica especializada a los propietarios de esos muy pequeños negocios, como revisión de su contabilidad o apoyo para iniciarla y mantenerla, manejo de inventarios, aspectos relacionados con la calidad del producto y fijación de precios. Igualmente, por las visitas que realicen para verificar el estado del micronegocio y las condiciones generales en que se desenvuelve. Por comisiones podrán cobrar el estudio del microcrédito, que entre otras comprende visitar el negocio, examinar capacidad de pago y si es necesario desplazarse para el cobro de las cuotas. Impulso a préstamos menores a $ 600.000 El Gobierno impulsará el otorgamiento de microcréditos inferiores a 600.000 pesos (un poco menos de 1,5 salarios mínimos) con el fin vincular a la formalidad a miles de colombianos que hoy están en manos de los agiotistas a quienes pagan tasas de interés hasta del 5 por ciento diario. Para ello, el viceministro de Desarrollo Empresarial, Sergio Díaz-Granados, está trabajando con las entidades vinculadas al sector para establecer un cronograma y metas de colocación de los préstamos. Lo anterior, explicó, estará dentro de la gran meta de realizar 5 millones de operaciones de microcrédito hasta el 2010 con la cual ya se comprometió el sistema financiero. La idea, además, es que una gran parte de los pequeñísimos créditos menores a 600.000 pesos se coloquen en microempresarios que por primera vez tendrían acceso a los canales crediticios formales de los cuales siempre han estado marginados y para arrancárselos de las manos de los agiotistas. Igualmente, ya está en preparación un convenio para que las ONG extiendan sus operaciones más allá de las grandes capitales y atiendan a más microempresarios ubicados en pequeñas ciudades, áreas rurales y poblaciones fronterizas. Con el fin de estimular ese paso, la Banca de Oportunidades aportará recursos para subsidiar la ampliación de las operaciones de las ONG a esos puntos apartados y/o vulnerables de la geografía nacional. Precisamente, las ONG son las entidades que más solicitaron la fijación de la comisión de 7,5 por ciento adicional a los intereses que cobran, y que han venido subiendo desde enero cuando se movió hacia arriba el límite de la tasa de usura, porque, es el argumento generalizado, la operación del microcrédito es muy costosa.

Siga bajando para encontrar más contenido