Militares involucrados en muerte de dos jóvenes; argumentan que pertenecían a una banda emergente

No ha pasado un mes desde la destitución de 27 militares relacionados con desaparición de 19 jóvenes registrados como guerrilleros muertos en combate y ya se presenta un nuevo caso.

POR:
noviembre 19 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-19

Los familiares de Joaquín Alberto Barros Campos y José Ángel Flórez, de 22 y 23 años, respectivamente, cumplieron 15 meses buscando una respuesta oficial a las circunstancias en que murieron los hombres en Chiriguaná (Cesar), quienes, además, no tenían antecedentes.

Luis Mieles, hermano de Joaquín Alberto, contó que en el 2007, los dos jóvenes, tras tomarse unas cervezas, se dirigían al corregimiento de Poponte, donde se desarrollaba una feria campesina.

"A la entrada del pueblo, los muchachos se encontraron con una patrulla en la que iban 12 militares adscritos a la Brigada 10. Vecinos del sector contaron que escucharon varios disparos y que al acercarse al lugar los militares dijeron que se habían enfrentado con dos delincuentes", precisó Mieles Campo.

Según el testimonio del hermano de uno de los dos muertos, Joaquín Alberto nunca usaba medias ni zapatos porque prefería las sandalias.

Pero al llegar al sitio se encontró con la sorpresa que su hermano, que tenía tres impactos de bala al costado izquierdo de su cuerpo, tenía dos botas pantaneras nuevas de talla 40 y 42, pero él calzaba 39. "A mi hermano le pusieron botas de dos tallas diferentes y ninguna correspondía al número que él usaba", agregó Mieles.

Tras la presión de los habitantes de Chiriguaná, que el día siguiente de los hechos hicieron una manifestación para protestar por la muerte de los jóvenes, una comisión de la Brigada 10 llegó al municipio para insistir que los muertos pertenecían a una banda emergente.

El caso también fue denunciado a la Oficina Regional de Derechos Humanos de la Fiscalía, con sede en Bucaramanga. 

Siga bajando para encontrar más contenido