Más de un millón de tarjetas de crédito en el último año

Banqueros dicen que hay espacio para crecer.

Archivo

Arrecia la competencia en tarjetas de crédito

Archivo

POR:
septiembre 12 de 2011 - 07:48 a.m.
2011-09-12

Los colombianos están gastando más con su tarjeta de crédito. Los emisores del dinero plástico ven en este mercado un enorme potencial para crecer, aunque reconocen que la competencia se pone cada vez más dura con la llegada de nuevos actores al mercado.

Sólo entre junio del 2010 y junio del 2011, el consumo de los colombianos con tarjetas de crédito aumentó más de 570.000 millones de pesos, dejándoles una deuda total de 12,5 billones de pesos.

Ese monto es apenas el 52,7 por ciento del cupo asignado a los tarjetahabientes, lo cual indica que los bancos saben que hay un espacio enorme para copar vía compras, avances en efectivo y pago de impuestos, que crece a un ritmo de 25,3 por ciento anual.

Chile, con menos de la mitad de la población de Colombia, tiene 10 millones de tarjetas de crédito colocadas. Acá, el nivel de bancarización todavía es bajo y eso deja un espacio importante para crecer", dijo el presidente del Banco Colpatria, Santiago Perdomo.

Las mejores condiciones económicas del país, el hecho de que algunas entidades se "estén dando la pela de no subir sus tasas para ganar más participación" y las frecuentes alianzas entre banca y comercio hacen prever que esta competencia se agudizará en los próximos meses.

El negocio luce muy atractivo, tanto porque es una forma de aumentar la bancarización como por los ingresos que genera. Cifras de la Superfinanciera indican que las entidades recibieron por intereses y castigos de cartera cerca de 240.000 millones de pesos en el primer semestre del 2011.

Responsabilidad

Expertos señalan que está bien que ese medio de pago crezca, pero advierten que debe evitarse un sobreendeudamiento, que termine por dañar la calidad de la cartera.

En opinión del experto en banca de la Universidad de los Andes Alfredo Barragán Montaño, el camino que deben tomar las entidades es el de ofrecerles el producto a nuevos consumidores y no continuar prestándoles a los mismos vía aumento de cupos o más tarjetas. Así se eleva la bancarización y se evita un deterioro de la cartera.

Algunos establecimientos, como Bancolombia, ya lo están haciendo y para ello bajaron el tope de ingresos de las personas a menos de dos salarios mínimos, como requisito para adquirir una tarjeta de crédito.

En AV Villas, por su parte, una persona puede tramitar la solicitud de su tarjeta por Internet y a los tres días o máximo una semana, si cumple con todos los requisitos, contar con su plástico, sin tener que desplazarse a una sucursal del banco.

Emiten plásticos por millones

Solo en el último año se entregaron más de un millón de tarjetas, por lo que hoy circulan más de 8,7 millones. Lo único que podría aguarle la fiesta a la industria del dinero plástico es que al país lo golpee una nueva crisis, ante lo cual las personas opten por utilizar todo el cupo y comience a deteriorarse la cartera.

Carlos Arturo García M.
Redacción de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido