Las millonarias propuestas de candidatos a la Presidencia

El financiamiento de los diferentes planes de gobierno es la asignatura pendiente de las campañas.

La primera vuelta de la elección presidencial se realizará el domingo 25 de mayo.

Jaime Moreno/CEET.

La primera vuelta de la elección presidencial se realizará el domingo 25 de mayo.

POR:
mayo 18 de 2014 - 09:35 p.m.
2014-05-18

Los programas de los cinco candidatos a la presidencia tienen mucho en común: proliferan las propuestas para solucionar los problemas más complejos que enfrentan los colombianos, pero no hay claridad sobre el origen de los recursos para hacer realidad sus promesas.

Todos tienen planes para desatrasar el país en materia de educación, salud, infraestructura, vivienda, empleo, salarios, energía, telecomunicaciones, producción agropecuaria y equidad social, entre otro aspectos. Estas iniciativas demandan recursos millonarios, que llevarán obligatoriamente a establecer nuevas fuentes de ingresos para el Estado.

Sin embargo, las propuestas relacionadas con la generación de ingresos para el fisco, se concentran en la extensión de algunos impuestos que están próximos a perder vigencia, tales como el del patrimonio y el 4 por mil que se aplica a las transacciones financieras.

También hay coincidencia en la necesidad de gravar los dividendos de las empresas. No todos hablan de una nueva reforma tributaria, pero sí de ajustes en materia impositiva.

Asimismo, los candidatos consideran que el buen momento del país y el grado de inversión son la carta de presentación a la hora de financiar las obras incluidas en sus programas de Gobierno. Coinciden en que las decisiones más importantes del gasto se tomarán sobre la marcha.

Estas son los propuestas de los cinco aspirantes a la Presidencia de la República.

 

CLARA LÓPEZ

La candidata del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón, esboza su propuesta económica en seis grandes propósitos. En ninguno habla de los recursos necesarios para cumplirlos.

Propone una política tributaria de carácter progresivo como requisito para lograr metas sociales, reactivar la economía. En ese sentido plantea que el Impuesto al Patrimonio que vence este año se prolongue. Anualmente, por ese gravamen entran al fisco 4,4 billones de pesos. Además, considera que se deben fijar un impuesto a los dividendos.

La aspirante a la Presidencia también dice que, pese a que es antitécnico se debe mantener el 4 x100 que al año representa 5,8 billones de pesos.

Igualmente, es partidaria de reducir el IVA para productos de primera necesidad, lo que significaría un menor ingreso a las finanzas públicas por esa vía. En total, por IVA, llegan 25 billones de pesos al año.
Sus otras propuestas tienen que ver con una política de infraestructura multimodal para que los centros de producción se conecten con los mercados.

También es partidaria de una política industrial que apoye a aquellas pymes que aporten valor agregado (no servicios, ni comercio), así como de la renegociación de los tratados de libre comercio.

Otro aspecto que aborda en su eventual plan de Gobierno incluye la necesidad rescatar a los sectores textil y de autopartes, dada la crisis que viven y su importancia para impulsar otras actividades industriales.

López también tiene en su agenda la construcción de vivienda social, a través de créditos con bajas tasas de interés y a largo plazo para la adquisición. Se suma el arrendamiento para las poblaciones de menores recursos.

Las modalidades de producción que implementaría son vivienda productiva, desarrollo progresivo, autoconstrucción, vivienda en arriendo, transitoria y a través de corporaciones, entre otras. Directivos consultados no definieron de dónde saldrían los recursos para ese fin.

ENRIQUE PEÑALOSA

Entre 640 y 690 billones de pesos cuesta el plan desarrollo que aplicaría entre el 2014 y el 2018 Enrique Peñalosa, el candidato de la Alianza Verde, si llega a la Presidencia.

El candidato ha mencionado que, en parte, esto se financiaría con un gravamen único del 21 por ciento de las utilidades de las empresas, en cambio del CREE y el impuesto a la renta. También conservaría el impuesto al patrimonio y el llamado 4 por mil.

Pero a pesar de tener en mente una cifra global, al preguntársele, su campaña no aportó metas cuantitativas ni valores de la inversión por áreas.

En educación, Peñalosa dice que su administración atendería a la totalidad de los niños de 0 a 5 años en condiciones de vulnerabilidad, con lo cual deberá ampliar la cobertura actual en 1,5 millones de cupos. Además, trabajaría por mejorar la calidad de la formación que se imparte, con un énfasis especial en el mejoramiento de los docentes.

En salud, asegura que vacunará al sistema contra la politiquería y la injerencia de intereses económicos corruptos.

En vivienda, tampoco se compromete con números, pero habla de una reforma urbana “sin precedentes en el país”, con un banco público de tierras que adquiera lotes bien ubicados para levantar no solo casas sino hábitats con parques, campos deportivos, bibliotecas, colegios, vías y sistemas de transporte.

Una apuesta complementaria sería la formación para el empleo desde la educación media, técnica, tecnológica y universitaria. En salarios, anota que respaldará el aumento de un mínimo lo más alto posible, sin que ello signifique más desempleo.

En seguridad, enfatizaría en la atención a menores y jóvenes de sectores de alto riesgo, crearía grupos élite contra las bandas responsables de los delitos de mayor resonancia y utilizará más tecnología contra la delincuencia (cámaras e iluminación de espacios públicos).

El candidato propone, además, crear el Ministerio de Bienestar Rural que se encargará de mejorar la calidad de vida y la provisión de bienes públicos en el campo, pero no especifica si requeriría aumentar la nómina del Ministerio de Agricultura o solo la reorganización del personal adscrito a este.

Dotar al país de una infraestructura que conecte sus centros económicos con el mundo y las regiones entre sí es otra de las prioridades planteadas en el plan de Peñalosa. En esa área tampoco especifica el monto del dinero que destinaría o la metodología.

Aún así, asevera que un eventual gobierno suyo agilizaría los cronogramas de construcción de carreteras, vías férreas y la navegabilidad de los ríos, especialmente el Magdalena. “Entre otras acciones, destrabaremos la construcción de los proyectos que muchas veces se quedan atorados en la burocracia de los permisos y de la adquisición de predios”.

MARTA LUCÍA RAMÍREZ

La educación, la salud y la infraestructura serán las prioridades de inversión para Marta Lucía Ramírez, en caso de convertirse en la nueva inquilina de la Casa de Nariño.

De acuerdo con el asesor económico de la campaña de la candidata, Juan Mario Laserna, la meta es incrementar la inversión pública entre 1 y 2 puntos del PIB, es decir, de de 6 a 12 billones de pesos.
“Esto se hará también aumentando el recaudo (...) hemos hablado de cambiar el impuesto a la minería, volverlo más técnico, pensar un impuesto al margen de intermediación de los bancos”, señaló el economista del Partido Conservador.

Agregó que en la campaña también se han considerado impuestos a los dividendos para financiar los proyectos que necesita el país en el posconflicto.

Además, uno de los ejes centrales de la campaña de Ramírez es la lucha contra la corrupción: el objetivo es recuperar parte de los 9,5 billones de pesos que se pierden por prácticas corruptas.

En materia educativa, Ramírez propone entregar 2.000 becas a los mejores bachilleres del país para que estudien carreras relacionadas con pedagogía, ofrecer educación superior gratuita a los jóvenes del Sisben 1 y 2, mejorar la infraestructura de los colegios y escuelas del país, y crear dos nuevas instituciones de educación pública: el Politécnico Nacional para del Emprendimiento y la Universidad Nacional Campesina.

Aunque no hay un cálculo preciso de cuánta será la inversión en este campo, el plan de gobierno publicado por la candidata dice que se destinarán al menos 2 billones de pesos adicionales a este rubro.

La propuesta incluye así mismo exenciones tributarias para las empresas creadas por jóvenes, compañías dedicadas a ciencia y tecnología, y firmas que abran centros de investigación.

La candidata del Partido Conservador propone “una política de empoderamiento que permita que los colombianos, con su trabajo y esfuerzo, puedan conseguir vivienda propia, sin someterse a la espera y condiciones de una casa otorgada por el Estado”.

A esto le suma la creación de un sistema de financiamiento a través del ‘leasing’, donde el pago de los arrendamientos sirva para amortizar el valor del inmueble, ofreciendo su titularidad al usuario.

Para vivienda social, sugiere aprovechar los terrenos de la Nación y, en junto con compañías privadas, impulsar la construcción. Pero, ¿de dónde saldrán los recursos? Del presupuesto general de la Nación y de las Alianzas Público Privadas.

JUAN MANUEL SANTOS

El candidato-presidente, Juan Manuel Santos, inscrito por la Unidad Nacional, en su correría por el país lanzó propuestas para cinco sectores específicos. Es decir, el grueso del gasto e inversión, en el próximo cuatrienio recaería en industria; educación; empleo, emprendimiento e innovación; seguridad y vivienda.

La firma de la paz, según esta campaña, aportaría dos puntos de crecimiento del PIB, es decir, de 4,5 por ciento a 6,5 por ciento. Cálculos de ‘Santos Presidente’ señalan que en cuatro años eso representaría 15 billones de pesos, que permitirían llegar a 25 millones de personas afiliadas al sistema de salud. “Se triplicaría el presupuesto de las universidades públicas, se construirían 300 mil viviendas gratis; se les pagaría la pensión a 1 millón de colombianos (pensión promedio de 1,1 millones)”, afirma un documento de esta campaña.

En educación, tienen claro que, solo la jornada única, es decir pasar de cuatro a ocho horas académicas, implicaría un gasto de 2,5 puntos del PIB, unos 15 billones. Se anunció que se impulsará la construcción de 1,2 millones de viviendas nuevas. El costo sería de 16 billones que incluiría una destinación para el subsidio a la tasa de interés. De este total, 12 billones irían a la construcción de 300.000 casas gratis. Para la industria, se planea inyectarle recursos a INNpulsa (8 billones), promover nuevos sectores de transformación productiva (PTP), invertir en modernizar y formalizar las pymes; desarrollar cadenas de valor desde las regiones y atacar el contrabando.

Aumentar la deuda pública es la principal opción de financiamiento. Esto, aprovechando las ventajas de crédito externo a mayores plazos, argumentando la importancia del posconflicto para el país. “Todo esto se empieza a aterrizar, una vez el candidato sea reelegido”, dijo un asesor de la campaña.

Para la campaña de Juan Manuel Santos, la desindustrialización no fue un lío exclusivo de Colombia. “La crisis mundial golpeó el comercio de bienes transables”. Proponen bajar los costos de la energía, los laborales, la carga tributaria, los costos logísticos. También, impulsar la compra bienes de capital sin IVA, intensificar la formación de talento humano, y que Bancóldex sea el banco de desarrollo.

ÓSCAR IVÁN ZULUAGA

Las propuestas económicas de Óscar Iván Zuluaga, candidato del Centro Democrático, incluyen los diferentes sectores como vivienda, salud, educación, empleo, infraestructura, agro y seguridad. El equipo económico de Zuluaga asegura que estas son consistentes con el marco fiscal de mediano plazo y con la participación público-privada en sectores estratégicos, que tienen previstas.

Para ejecutarlas, proponen mantener el cuatro por mil y el impuesto al patrimonio, que representan 10,5 billones de pesos por año. “Adicionalmente, nuestra agenda de un Estado austero y eficiente debe generar recursos adicionales por tres billones de pesos”, agregan.

Proponen un fuerte combate a la evasión de la renta y al IVA, los cuales equivalen a 11 billones de pesos por año, y que les permitiría recaudar entre un 40 por ciento y 50 por ciento de estos recursos que no llegan al Estado.

Afirman que con la meta de alcanzar un crecimiento del seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y una tasa de inversión cercana al 30 por ciento del PIB, adicionales a los esfuerzos de eficiencia tributaria, se podrían generar cerca de siete billones de pesos más de recaudo por año. Este plan lo complementa el uso acordado con las autoridades locales de una porción de las regalías destinadas a infraestructura, educación, vivienda y desarrollo agropecuario.

En cuanto a salud, propone la cero exclusión en atención médica; para el sector educativo, el mejoramiento a la cobertura integral de la primera infancia, la jornada única escolar de 8 horas y la remuneración de los profesores acorde con la excelencia. Sus propuestas para mejorar el empleo, comprenden la creación de clusters productivos desde las regiones y un plan de industrias generadoras de empleo.

El candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, propone acceso a 800.000 viviendas sin cuota inicial, donde la amortización sea equivalente a una cuota de arriendo.

Adicionalmente, el mejoramiento para 500.000 hogares que se encuentren en precarias condiciones, a lo que le suma el subsidio a la tasa de interés, específicamente para respaldar 200.000 unidades.

Según Zuluaga, el costo aproximado de un programa integral como este, costaría aproximadamente 28 billones de pesos y tomaría unos veinte años.

Siga bajando para encontrar más contenido