Los millonarios más tacaños del mundo

Algunos se han negado a pagar rescates por sus familiares, mucho menores al equivalente de sus fortunas. En sus viajes se hospedan en hoteles baratos y prefieren morir antes que pagar por una cirugía.

POR:
marzo 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-30

El Tío Rico McPato de Disney, quien se bañaba entre millones de monedas de oro guardadas en su depósito para no tener que darles ni un solo centavo a sus traviesos sobrinos, es el caso más parecido a los millonarios más tacaños del mundo.

Al igual que el celebre pato, estos 'amarrados' personajes se caracterizan por mendigar cada centavo de su ostentosa fortuna: "Por eso es que tienen...", diría el adagio popular.

Desde un millonario que lleva muchos años con el mismo carro hasta uno que les presta dinero a sus hijos con un interés del 4 por ciento son algunas curiosidades que están a la orden del día entre aquellos adinerados que, cuanto más tienen, menos quieren gastar.

De acuerdo con sondeos realizados por diferentes páginas de Internet, este es un listado de los millonarios que más les duele cada centavo de su fortuna:

Paul Getty

Este estadounidense fue el fundador de una petrolera en E.U. y una de las primeras personas del mundo en tener una fortuna superior a los 1.000 millones de dólares. A pesar de esto, este personaje se negó a pagar un rescate de 17 millones de dólares cuando le secuestraron a su nieto. Según él, con los 14 nietos que tenía le bastaba y no importaba uno menos. 

Finalmente, después de numerosas peleas con los secuestradores, le prestó el dinero a su hijo a un interés del 4 por ciento; eso sí, después de insistir para que le rebajaran dos millones de dólares por el rescate.

Ingvar Kamprad

Se trata un empresario sueco y fundador de la multinacional de muebles Ikea, fiel en aplicar las reglas 'low cost' (bajo costo) al pie de la letra. Este personaje siempre que viaja lo hace en clase turista y se aloja en los hoteles más baratos. 

Algunos curiosos en la compañía afirman que lo ven muy seguido comiendo en la cafetería de Ikea, donde los precios son bastante bajos. Y para completar, tiene el mismo auto desde hace 15 años.

Hatty Green 

Esta millonaria nativa de Estados Unidos, que murió en 1916, fue catalogada por el libro Guinness como la persona más tacaña del mundo. Su fortuna se calculaba en 200 millones de dólares y, quienes la conocieron, aseguran que sus últimos años de vida los pasó en una silla de ruedas para no pagar una operación que costaba 150 dólares.

Agha Naghiyev Musa

Se convirtió en un nombre muy familiar para el pueblo de Bakú (Azerbaiyán) en el cambio de siglo.  Nació en una familia campesina pobre, pero logró convertirse en el más rico de petróleo azerbaiyano-industriales de la ciudad pre-revolucionaria. Acumuló su riqueza inimaginable rápido, aunque al igual que muchos de sus contemporáneos, comenzó a controlarla.

Algunas de las historias sobre su tacañería se han convertido en leyendas. Un incidente del que a menudo habló es una velada de caridad en la que Sona-Khanum (Taghiyev) se acercó a él y otro hombre y les invitó a hacer una donación para los pobres de la ciudad.

Andrew Carnegie

Fue un gigante industrial del acero estadounidense, aunque de origen escocés, y es una demostración de que hay tacaños por vicio y otros por necesidad. 

Llegó a ser el hombre más rico del mundo, junto con el histórico Rockefeller. Entre las anécdotas que cuentan de este personaje, afirman que en uno de sus negocios -tras serle entregado su cheque por 480 millones de dólares- fue a un restaurante a celebrar y al final de la cena le 'regateó' a la mesera la propina.

Siga bajando para encontrar más contenido