4,1 millones de electores

4,1 millones de electores

POR:
noviembre 12 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-12

Ésta es la cifra que se obtiene de sumar los votos nulos: 882.733, los no marcados: 1’596.111 y los votos en blanco: 1’627.362. Para ser exactos, se trata de 4.106.213 ciudadanos que se acercaron el pasado 28 de octubre a votar por asambleas departamentales y el Concejo de Bogotá (en la capital no se vota para diputados), y por alguna razón no favorecieron con su voto a ninguno de los candidatos. Los tres grupos significan cosas distintas: el voto en blanco puede evidenciar que ninguna de las propuestas de los aspirantes fue lo suficientemente atractiva para los ciudadanos. Los nulos, una equivocación al usar el tarjetón y los no marcados podrían ser varias cosas: haber aceptado el tarjetón para una corporación por la cual no se tenía la intención de votar o haber creído que sin marcarlo se manifestaba el voto en blanco o simplemente una confusión sobre cómo funciona el tarjetón. Este conjunto de 4,1 millón de electores, el 27% de los 15 millones de ciudadanos que se acercaron ese día a las urnas, no quisieron o no lograron manifestar su preferencia por ninguno de los candidatos en contienda. Esto debería tener preocupados a los partidos, al Registrador Nacional y al Consejo Nacional Electoral. Las regiones muestran diferencias significativas: en Antioquia, Cauca, Tolima y Valle, los tres grupos representan más del 31% de los sufragantes. En contraste Amazonas, Casanare, Guaviare y San Andrés, son los departamentos donde el conjunto de los tres fenómenos representó menos del 14%. El voto en blanco tuvo en el Valle su máxima participación: 15,6%. En Cundinamarca 14% y en Antioquia 13.2%. Los departamentos donde el voto en blanco tuvo la menor participación, sobre el total de votantes, fueron San Andrés 1,6%, Vaupés 1,9% y Guainía 2,4%. Los no marcados tuvieron mayor presencia en Cauca 16,5%, Tolima 16%, Córdoba 15,7% y Chocó 14,8%. El menor porcentaje de los no marcados de nuevo estuvo en los departamentos de los antiguos territorios nacionales donde, sorprendentemente, estuvieron por debajo del 5%. En el caso de los votos nulos, la mayor incidencia estuvo en Guanía 7,4%, Caldas 7% y Bogotá 6,9%. Los departamentos donde se anularon votos en menor proporción fueron Casanare, 3,7%, Meta, 4,2% y Cesar 4,4%. En medio de los balances sobre la jornada electoral es importante celebrar que los ciudadanos hayan salido masivamente a votar, también es valido que la mayoría de los partidos se sientan triunfadores, pero no podemos desconocer que algo muy importante, por no calificarlo de grave, está pasando: el 27% de quienes salieron ese domingo de sus casas para votar, es decir 4,1 millones, no usaron correctamente su derecho (no marcados y nulos) o no encontraron, entre todos los candidatos, una opción de su agrado (blanco). Claro, esto suponiendo que en la Registraduría todo funcionó perfectamente. César Caballero Profesor, Universidad Javeriana El voto en blanco tuvo en el Valle su máxima participación: 15.6%”.

Siga bajando para encontrar más contenido