A Minagricultura no le cuadra el ajuste presupuestal

Según Juan Pablo Díaz Granados, encargado de la cartera, aunque respeta regla fiscal, la disminución afectará los compromisos del posconflicto. El presupuesto del sector caería casi 2 billones de pesos.

A Minagricultura no le cuadra el ajuste presupuestal

Cortesía

A Minagricultura no le cuadra el ajuste presupuestal

Finanzas
POR:
julio 16 de 2015 - 01:08 p.m.
2015-07-16

El Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural (E), Juan Pablo Díaz Granados, expresó su malestar y preocupación con el recorte presupuestal de la inversión del sector agropecuario, que según las cuentas del Ministerio de Hacienda y Crédito Público pasaría de $3,3 billones en 2015 a $1,4 billones para el 2016.

“Con una reducción cercana al 50%, el sector agropecuario es el segundo más afectado con el recorte presupuestal. Entendemos que hay una situación fiscal distinta a la de hace un año pero debe haber coherencia entre lo que plantea el Plan de Desarrollo y su capítulo para la trasformación del campo”, declaró el funcionario.

Díaz Granados, resaltó que el desarrollo rural es el punto número uno de lo que se negocia en La Habana y el factor clave según las recomendaciones de la Misión Rural: “El desarrollo solamente se puede cosechar siempre y cuando hayan las fuentes de financiación que permitan hacerlo. Este recorte hace inviable la ejecución de una serie de compromisos y proyectos sociales que el Ministerio y sus diferentes entidades tenemos hacia adelante”, añadió.

El Ministro de Agricultura encargado, explicó que el en marco de la última reunión del Conpes se hicieron las sugerencias y el Presidente de la República instruyó al Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, para encontrar la forma de compensar las diferencias.

“Respetamos la regla fiscal pero la disminución que hemos sufrido pone en grave riesgo de incumplimiento los compromisos que el Ministerio tiene y sobre todo los compromisos del postconflicto que el país está demandando y en donde el Ministerio tiene una seria participación”, agregó el alto funcionario.

Explicó también que el Ministerio Agricultura tiene un plan de contingencia para ajustar su presupuesto ante la nueva coyuntura de austeridad de la Nación, “pero no esperábamos un recorte como el anunciado”, manifestó.

El problema se agrava teniendo en cuenta las dificultades en materia climática, “no solamente la sequía para el agro si no la sequía presupuestal, en ese orden de ideas tenemos el peor de los mundos para cumplir con los indicadores propuestos”, subrayó el funcionario.

Si las cuentas de Hacienda no se modifican, los principales programas que se verían afectados son el de vivienda rural, que saca de la pobreza a una de cada dos familias, el de agricultura familiar campesina y el de compra de tierras y sistemas de riego, los principales bienes públicos que hay que fomentar en el campo.

“Confío en que las conversaciones con el ministro de Hacienda girarán en la dirección correcta, que es darle al sector la partida presupuestal, con lo que se podrá implementar el primer punto del acuerdo en La Habana”, puntualizó Díaz Granados.