Mincomercio y Minagricultura, por la competitividad del agro

De estratégica y sin precedentes calificaron los ministros de Comercio y de Agricultura, la alianza que acordaron para trabajar por la competitividad del sector rural.

POR:
abril 04 de 2014 - 02:56 a.m.
2014-04-04

Los acuerdos comerciales son una oportunidad para el agro, no una amenaza: Rojas. Los dos ministerios tienen políticas complementarias por articular para conquistar mercados: Lizarralde.

Esta, abarca giras regionales y un plan de socialización de la oferta institucional, entre otras acciones.

1- ¿Qué beneficios traerá esa alianza?

2- ¿Cuál es el compromiso del sector público, y los retos de los pequeños y los gremios del sector?

3- ¿Cómo explicarles a los pequeños productores de los beneficios y la forma de aprovecharlos?

4- ¿Cómo fomentar los encadenamientos productivos entre los eslabones de la agroindustria?

5 ¿Cómo se imagina al sector agropecuario en los próximos cinco años?

SANTIAGO ROJAS, MINISTRO DE COMERCIO

1- Los acuerdos comerciales son una excelente oportunidad para el crecimiento y desarrollo del campo. En este sentido, una labor coordinada entre las dos entidades es indispensable no sólo para que el agro se convierta en un ganador en las negociaciones de los TLC, sino para que conjuntamente logremos que los empresarios, pequeños, medianos o grandes, aprovechen adecuadamente esos beneficios.

2- El Gobierno es socio del sector privado para ayudarlo a crecer, competir y conquistar mercados. Así, generamos empleo estable y de calidad y prosperidad para el país. El camino no es fácil, pero tampoco es imposible. La invitación hoy es a hacer las cosas de manera diferente. La verdad es que el mundo cambió. Para ganar hay que perder el miedo a competir y apostar por innovar, modernizarnos y ser cada día más productivos.

3- Los acuerdos comerciales se constituyen en una oportunidad para el agro, no en una amenaza. Pero para aprovecharlos, el trabajo en equipo es una prioridad. En ese orden de ideas, en el Gobierno Nacional somos aliados de los empresarios agrícolas, no importa si son pequeños, medianos o grandes. Trabajamos de la mano con ellos para que crezcan, compitan, generen empleo y conquisten nuevos mercados. Por eso debemos trabajar diariamente para que nuestros agricultores estén enterados de cómo aprovechar las oportunidades que generan.

4- Este es un enorme reto, que implica desafiar nuestra mentalidad para conectar no solamente sectores entre sí, sino eslabones al interior de las cadenas. Eso va más allá de generar esquemas de asociatividad entre pequeños productores y conectarlos con grandes comercializadores.

5- Imagino a los trabajadores del campo como verdaderos emprendedores que desafían sus modelos de negocio de manera innovadora, para consolidar a Colombia como la despensa del mundo. Si logramos cambiar la mentalidad y pensar que podemos utilizar todo el conocimiento de nuestra gente y el inagotable recurso de nuestro campo, estoy seguro que Colombia transformará al sector agropecuario en un sector capaz de asumir los retos de los mercados cada vez más sofisticados y competitivos.

RUBÉN DARÍO LIZARRALDE, MINISTRO DE AGRICULTURA

1- Esta alianza es estratégica, histórica, sin precedentes. Busca mejorar la calidad de vida del campesino e incrementar la competitividad del sector. El mercado internacional debe ser visto como una enorme oportunidad, traducirse en aumento y diversificación de las exportaciones y del ingreso del productor. Los dos ministerios tienen políticas complementarias por articular y potenciar para que el campo conquiste estos mercados, logre mayor peso en el PIB y más empleo.

2- El gran reto es reinventarnos. Desde lo público, con entidades capaces de interpretar los mercados, traducirlos en políticas que permitan al sector hacer negocios rentables. Mi apuesta es la construcción de un Ministerio moderno, enfocado en bienes públicos para que los productores cumplan con lo que demandan los mercados. Ver los TLC como la oportunidad de acceder a un mercado de 1.700 millones de habitantes. Los productores tienen el reto de producir lo que los mercados demandan y en las condiciones exigidas. El binomio precio - calidad, debe ser la apuesta.

3- Los TLC son una oportunidad y una herramienta poderosa para que nuestros productos lleguen al exterior. Oportunidad de desarrollo, empleo, riqueza y fórmula para eliminar la pobreza extrema, estimular proyectos asociativos y la participación de los pequeños en los procesos de agregación de valor e inclusive de comercialización. Corresponde al Gobierno acompañar esta evolución y dar instrumentos de acceso al crédito. Esto los fortalece y permite a los pequeños aprender, recibir pertinente asistencia técnica y entrar en unos escenarios de discusión y negocio que hoy les son lejanos.

4- Este es un enorme reto, que implica desafiar nuestra mentalidad para conectar no solamente sectores entre sí, sino eslabones al interior de las cadenas. Eso va más allá de generar esquemas de asociatividad entre pequeños productores y conectarlos con grandes comercializadores.

5- Totalmente renovado. Moderno. Incluyente. Derrotando la pobreza extrema. Con apuestas en grande. Conquistando los mercados con innovación, tecnología, agro biodiversidad y bio economía.

La naturaleza nos ha dado todo. Con disciplina y estrategia podemos lograr las metas MEGA propuestas.

Siga bajando para encontrar más contenido