Ministro de Transporte gestionará $23.000 millones para mejoramiento en la vía Bogotá-Villavicencio

El trámite se llevará a cabo durante la reunión del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), según se comprometió el ministro Andrés Uriel Gallego con mandatarios del Meta.

POR:
julio 17 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-17

El gobernador del Meta, Darío Vásquez Sánchez, y el alcalde de Villavicencio, Raúl Franco, convocaron una cita con Gallego Henao para manifestarle la preocupación que hay en la región por la asignación de recursos para habilitar una vía alterna, cuando la emergencia se estaba presentando en la carretera principal, que en los dos días que permaneció bloqueada implicó pérdidas por 14.000 millones de pesos en productos perecederos, según lo dijo el gobernador Vásquez Sánchez.

No estamos en contra del desarrollo de todo el sistema vial nacional, ni en contra de las inversiones en una carretera para la competitividad, pero lo que no podemos aceptar es que a través de tantos años hallamos logrado tener una vía que nos une en hora y media con Bogotá y que ahora pretendan que nos van a dar la solución con una vía de 350 kilómetros y seis horas de viaje, dijo el funcionario departamental.

Sin embargo, el Ministro reiteró que los recursos para habilitar la carretera Bogotá - Briceño - Tocancipá - El Sisga - Santamaría -San Luis de Galeno - El Secreto- Barranca de Upía (Meta), tienen como finalidad poner a disposición de los viajeros una alternativa ante las condiciones topográficas y geológicas de la cordillera Oriental, la que necesariamente se debe atravesar para llegar de Bogotá a Villavicencio.
Es uno de los dos ejes en los que se basa la solución a las dificultades de comunicación entre la capital del país y los Llanos Orientales.

El otro frente tiene que ver con la construcción de una doble calzada en la vía actual, para lo que hace falta definir el esquema de financiación.

El Gobierno Nacional se comprometió a que en cuatro meses le presentará al país cómo se van a estructurar financieramente las obras para una doble calzada, al menos en una primera fase y que corresponde a los puntos críticos ubicados entre las poblaciones de Cáqueza y Guayabetal, que es en donde se presenta el 95 por ciento de los derrumbes, dijo el Alcalde de Villavicencio al término de la reunión.

Estudios y diseños realizados por la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes), y que ya han sido presentados por esa firma a la Asamblea del departamento del Meta, hacen énfasis en la urgencia de una calzada adicional, en primer lugar, para un tramo de 34 kilómetros, que es el que abarca las dos poblaciones mencionadas. Su construcción costaría unos 250 millones de dólares aproximadamente.

La ejecución de la obra, desde la población de Cáqueza hasta Villavicencio costaría más de 300 millones de dólares.

Los gobernantes locales coincidieron en que la prioridad está en la vía actual porque es la forma más efectiva que tienen los habitantes de la región sur oriental de Colombia para acceder a Bogotá. En un día normal, desde Villavicencio hacía Bogotá las empresas de transporte público despachan 500 buses y cuando la vía está restringida la cifra se baja a 250.

En los momentos más críticos, es decir cuando se bloquea la vía, salen entre 70 y 80 vehículos, porque se ven obligados a transitar por unos tramos alternos.

Las alarmas están prendidas en la región porque en el Meta se está empezando a recoger una cosecha de 270.000 toneladas, de diferentes alimentos, que equivalen al 30 por ciento de la producción nacional.

Ante la intranquilidad de los sectores que conforman el aparato productivo local, el Gobernador del Meta invitó al ministro Gallego a reunirse con la comunidad en Villavicencio, cita que se llevaría a cabo antes de quince días.

Por su parte, el Alcalde de la ciudad tiene previsto concretar una reunión con directivos de Coviandes para conocer con más detalle las gestiones y las propuestas de ese concesionario en materia de soluciones en la vía al Llano.

Intervención ambiental

Los 23.000 millones de pesos que se gestionarán vía Conpes se invertirán en obras de estabilización en los puntos críticos, al tiempo que hay un compromiso del Gobierno para llamarle la atención a las corporaciones ambientales ante un inadecuado plan de manejo ambiental,

Según el concesionario, se evidencia que las autoridades respectivas han sido permisivas con la tala de árboles, cría de ganado, uso inadecuado de la tierra y con la explotación de canteras, entre otras actividades.

Siga bajando para encontrar más contenido